Once padres falsearon datos para lograr plaza en el Col·legi Sant Francesc. | S. Amengual

4

La Conselleria d’Educació i Formació Professional revisa desde 2016 todos los certificados médicos de enfermedades crónicas que presentan las familias de alumnos para acreditar puntos en la obtención de plaza escolar.

Así lo explicó ayer el director general d’Ordenació, Planificació i Centres, Antoni Morante, en relación a la condena a doce personas por falsear informes médicos, laborales y de residencia para conseguir plaza en el Col·legi Sant Francesc, en Palma. Estos hechos ocurrieron en 2013.

Morante indicó que «esta labor se realiza desde 2016, pero es desde 2019 que existe un decreto de admisión de alumnos que regula estas cuestiones. La revisión de los certificados médicos comprueba que se cumplen todos los requisitos para tener derecho a los puntos derivados de enfermedades crónicas en alumnos a la hora de optar a una determinada plaza escolar».

Asimismo, el decreto prevé la constitución de una comisión mixta entre Educació y Salut para ejercer concretamente este trabajo de revisión. La comisión debía crearse en el mismo año 2019, pero el curso ya se había iniciado. Se aplazó a 2020, pero la pandemia complicó el proceso. Ahora, ambas conselleries esperan poder constituir la comisión en el presente 2021.

Noticias relacionadas

Morante comentó, pese a no contar con una estadística oficial, que «los certificados médicos que se presentan no son muchos. El certificado debe ser oficial, con identificación del facultativo, firma, número colegial, la enfermedad del alumno y la fecha de expedición del documento. Debe ser legible y comprensible».

Respecto a la conprobación de la información laboral, fiscal y residencial, el director general comentó que «acudimos a las bases de datos de las respectivas administraciones. El decreto de admisión prevé que si se constata un caso de datos falsos, se pondrá en manos de Fiscalía, si bien hay que decir que desde 2016 no hemos detectado ninguno».

Enfermedades crónicas con derecho a puntos

Las enfermedades crónicas recogidas en el decreto son numerosas y están agrupadas del siguiente modo: congénitas del metabolismo, reumáticas, digestivas, respiratorias, oncológicas, nefrológicas, endocrinas, neurológicas, hematológicas, espina bífida, fisura labiopalatina, inmunodeficiencias y alergia alimentaria.