El militar ilustrado menorquín Joan Seguí Rodríguez desvela en ‘Excursión histórica por Calvià’ que las tropas del Rei en Jaume no entraron en Mallorca por Santa Ponça. | Redacción Cultura

7

El desembarco de las tropas del Rei en Jaume en la Mallorca musulmana en septiembre de 1229 para incorporar la Isla a la Corona de Aragón no tuvo lugar en la cala de Santa Ponça, como se ha considerado tradicionalmente, sino en el puerto y las playas de Peguera.

Así lo desvela el militar ilustrado menorquín Joan Seguí Rodríguez (1847-1891) en la obra Excursión histórica por Calvià, publicada en varios artículos en el boletín de la Societat Arqueològica Lul·liana desde diciembre de 1885 a junio de 1887.

Esta aportación historiográfica a la Conquesta de Mallorca ha sido reeditada por el Ayuntamiento de Calvià en la colección municipal ‘Valldargent’, gracias a la inquietud e iniciativa del historiador Agustí Aguiló Llofriu (Palma, 1964), licenciado en Geografía e Historia por la UIB, que trabaja en el departamento de Cultura del ayuntamiento calvianer como responsable del Servei Lingüístic Municipal.

Seguí Rodríguez, que ha sido definido como «militar lletraferit» por el periodista Miquel Àngel Limón, se instaló en Palma en junio de 1885 y se incorporó a la junta directiva de la Arqueològica Lul·liana. Según Aguiló, esta entidad le encargó un estudio sobre la conquista de Mallorca por su doble condición de historiador y militar.

La investigación llevada a cabo por Joan Seguí aporta una interpretación inédita de lo que sucedió en septiembre de 1229. Sus conocimientos teóricos sobre la táctica militar, enriquecidos con la experiencia práctica adquirida en las batallas de la tercera guerra carlista, en las que participó, junto con un reconocimiento exhaustivo del terreno en Calvià, hicieron posible una nueva lectura e interpretación de los hechos del Rei en Jaume.

Accidentes geográficos

Seguí Rodríguez explica que su objetivo consiste en establecer concordancias entre los aspectos históricos, el relato de las crónicas, con los accidentes topográficos y geográficos donde tuvieron lugar los acontecimientos.

Con esta relectura analiza la tradición de la Pedra Sagrada, que contrasta con lo que recoge el Llibre dels Fets y concluye que la misa antes de la batalla decisiva se ofició en el campamento cristiano, que no estaba en el Coll de sa Batalla, donde aún se conserva la famosa piedra.

Agustí Aguiló afirma que este estudio sobre los distintos episodios de la conquista de la Mallorca musulmana mantiene toda su vigencia al detallar con precisión cómo se produjo el desembarco, los primeros enfrentamientos entre los dos ejércitos, la batalla de Santa Ponça y el camino emprendido hacia Medina Mayûrqa para iniciar el asedio a la capital mallorquina.