La presidenta del Govern, Francina Armengol, junto a la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva Fernández. | CAIB

El Govern balear gestionará casi 1.000 millones de euros para conceder ayudas directas de manera inmediata a 40.160 empresas de Baleares, de las que 38.200 son pequeños y medianos negocios, ha informado este viernes la presidenta, Francina Armengol en una comparecencia con la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la empresa, Ana de la Cueva Fernández.

Armengol ha calificado de «histórico» el paquete de ayudas aprobado este viernes por el Gobierno central. Un 74 % de esas ayudas a empresas y también a trabajadores autónomos irán a Mallorca, el 16 % a Ibiza, el 8,6 % a Menorca y el 1,4 % a Formentera, según los cálculos del Govern. De hecho, los sectores afectados por las ayudas, como son el comercio, la restauración y la hostelería, la artesanía y la industria manufacturera, el alojamiento, el transporte y sus sectores auxiliares, así como actividades ligadas a la cultura y al deporte, entre otras, sostienen a 255.000 trabajadores y autónomos de las islas.

La secretaria de Estado de Economía ha explicado este viernes en Palma el plan de apoyo de 11.000 millones para la hostelería, el turismo y el comercio que ha aprobado este viernes el Consejo de Ministros. Las comunidades gestionarán 7.000 millones para ayudas directas a empresas y pymes, de estos 2.000 millones van dirigidos para Baleares y Canarias. Para recibir las ayudas habrá que acreditar una caída de la facturación y las empresas deberán destinar el dinero a gastos fijos, como el alquiler o similar.

Armengol ha resaltado en rueda de prensa que la comunidad balear dispondrá de casi mil millones y ha agradecido la «sensibilidad» del Gobierno hacia la «singularidad» de estas dos comunidades autónomas. «Es la primera vez que veo una apuesta tan clara por entender la singularidad de Baleares», ha celebrado la presidenta. El propósito de estas ayudas directas, ha señalado, es «proteger» a las empresas, autónomos y a los empleos de la comunidad balear afectados por la pandemia del coronavirus.

La presidenta del Govern ha presidido este viernes la Mesa de Diálogo Social de Baleares, a la que ha asistido la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva Fernández, para tratar la situación actual derivada de la pandemia y explicar estas ayudas directas. De la Cueva ha explicado que estos fondos públicos están dirigidos a ayudar a los sectores más afectados por la pandemia e incentivar la recuperación de la economía española.

Ha subrayado que el Gobierno reconoce con esos 2.000 millones la «situación excepcional» de Baleares y Canarias, que han sufrido de manera «excepcional» esta crisis, por lo que es necesario adoptar medidas para «mantener su tejido productivo».

Estas ayudas son finalistas, es decir, no se tienen que reembolsar, y se deben emplear para pagar a proveedores, suministros, alquileres, gastos ordinarios y también para hacer frente a deudas que se deben salvar. Las ayudas se dirigen a mejorar la situación financiera de las empresas y evitar así el «sobre-endeudamiento» de las mismas, ha explicado la secretaria de Estado.

Para acceder a las mismas, autónomos y empresas deben haber tenido una caída de sus ingresos en 2020 respecto a 2019 mayor del 30 % y deben estar incluidos en uno de los sectores de actividad definidos en el decreto ley aprobado este viernes por el Gobierno.

Noticias relacionadas

El paquete de ayudas de 11.000 millones de euros se divide en tres fondos. En primer lugar, uno de 3.000 millones de euros para reestructuración de los créditos avalados por el ICO. Por otro lado, un fondo de recapitalizaciones de empresas medianas, a través de Cofides, con 1.000 millones de euros. Finalmente, la gran parte de estas ayudas provendrán de un fondo de 7.000 millones directos para PYMES y autónomos, que podrán gestionar directamente las autonomías.

Por su parte, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, ha hecho hincapié en que la ampliación de los CNAE ha posibilitado que las ayudas lleguen a casi todos los sectores. Yllanes ha destacado el esfuerzo que se ha hecho hasta el momento para poder ser ya en Semana Santa un destino posible.

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, presente también en la reunión de este viernes de la Mesa de Diálogo Social, ha destacado que «hoy es un gran día para Baleares y para Mallorca». Cladera ha subrayado la «respuesta contundente» del Ejecutivo central y su «especial sensibilidad hacia Baleares».

Patronales y sindicatos celebran las ayudas

CAEB, Pimem, UGT y CCOO han celebrado la aprobación del paquete de ayudas directas del Gobierno central como «muy buenas noticias» para Baleares, su tejido empresarial y sus trabajadores.

La presidenta de CAEB, Carmen Planas, ha subrayado que se haya tenido en cuenta el peso específico de Baleares en la economía nacional y ha puesto en valor que las ayudas, finalmente, llegarán a todos los sectores de la cadena de valor turístico. Planas ha reclamado que sea «un proceso ágil» y que pueda llegar a las empresas «cuanto antes».

Por su parte, el presidente de Pimem, Jordi Mora, ha resaltado que sean unas ayudas que implican una «discriminación positiva» hacia Baleares, como su organización había demandado. En este sentido, ha destacado que en condiciones normales habrían llegado a las Islas un 2,5 por ciento de las ayudas, cuando es posible que el porcentaje, al menos en el paquete de ayudas directas, alcance el 13 por ciento del total. Mora ha apuntado que gracias a la prórroga para presentar concursos de acreedores, las ayudas directas y un posible inicio de temporada, empresas que ahora podrían no ser solventes, después del verano podrían haber revertido su situación.

Por parte de los sindicatos, el secretario general de UGT, Alejandro Texías, también ha celebrado que el Gobierno central «por fin se haya acordado de Baleares, no solo para venir de vacaciones». Texías ha destacado las «buenas noticias que llegan desde Madrid» y que permitirán mantener «a flote» empresas y trabajadores. El representante de UGT ha pedido que una vez que lleguen las ayudas «se empiece a hablar de los trabajadores y del empleo».

El secretario general de CCOO, José Luís García, ha destacado el carácter finalista de las ayudas, que potencian empresas viables y ayudas a reducir «las listas de empleo demasiado largas».
García ha puesto de relieve que las ayudas «cristalizan» la sensibilidad del Gobierno del Estado hacia Baleares «en un momento complicado».