Este lunes la Conselleria de Salut i Consum pondrá en marcha la vacunación en el polideportivo Germans Escalas de Palma que se sumará a las diez líneas que ya están activas en Son Dureta. En principio se seguirá citando allí a buena parte de los 25.000 docentes que trabajan en la Isla. La previsión es administrar dosis a unas 800 personas al día al principio e ir incrementando esa capacidad.

Las personas que formen parte de alguno de los grupos de riesgo que se están citando ahora, al estar dentro de un listado «recibirán una llamada de la central COVID», explicó ayer la consellera Patricia Gómez.

Mientras tanto, a los mayores de 80 años se les llamará desde su centro de salud. De hecho, este fin de semana se prevé empezar a citar a las primeras 2.600 personas de entre 90 y 95 años del total de 8.315 que hay en Mallorca.

Noticias relacionadas

«Una vez empecemos la vacunación por grupos de edad se les informará del protocolo a seguir para pedir cita a través de una aplicación», ya avanzó la consellera.

El proceso para inmunizar a la población avanza pero sin poder asegurar al cien por cien que no haya errores, según reconocía este jueves el director del IB-Salut, Juli Fuster, en una entrevista concedida a RNE. «Si me das un listado de docentes, pues me tengo que creer que lo son. No justifico que haya disfunciones pero seguro que habrá alguna. Se lo adelanto porque la perfección es imposible», admitió.

Por último, la vacunación avanza también entre los efectivos de los cuerpos y fuerzas de seguridad y llega el turno de la Guardia Civil que recibirá su dosis en sus respectivos cuarteles.