Los ciudadanos de cinco comunidades autónomas podrán viajar a Baleares sin necesidad de presentar una prueba PCR negativa. | M. À. Cañellas

15

Los ciudadanos de cinco comunidades autónomas podrán viajar a Baleares sin necesidad de presentar una prueba PCR negativa. Este jueves 4 de marzo entrará en vigor la exigencia de pedir una prueba negativa a viajeros nacionales que quieran entrar en las islas si provienen de territorios con una incidencia acumulada a 14 días (IA14) superior a 100 casos por cada 100.000 habitantes. Hasta el momento se pedía PCR o TMA (abreviatura de las siglas en inglés de amplificación mediada por transcripción), a los procedentes de comunidades con una IA14 superior a los 150 casos.

Los datos que ha publicado el Ministerio de Sanidad este miércoles certifican que cinco comunidades autónomas están por debajo del umbral de los 100 casos, por lo que los viajeros procedentes de estos territorios podrán viajar sin el test que demuestra que no están infectados. Estas serán Castilla-La Mancha (95,73); Comunitat Valenciana (91,35); Extremadura (50,58); Murcia (86,82) y La Rioja (76,39).

Por tanto, los viajeros procedentes de la Comunidad de Madrid, Cataluña, Galicia, Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Ceuta, Melilla, Navarra, País Vasco, Cantabria y Canarias tendrán que presentar PCR negativa hecha en origen al llegar a los puertos y aeropuertos de las Islas. También son validas las pruebas TMA (abreviatura de las siglas en inglés de amplificación mediada por transcripción), según se recoge en el BOIB.

Noticias relacionadas

El Govern actualizará cada quince días el listado de comunidades. Para determinar la incidencia acumulada a 14 días de cada comunidad se tomarán como referencia los datos oficiales que publica periódicamente el Ministerio de Sanidad.

Con esta medida, el Govern quiere reducir al máximo la movilidad para rebajar los contagios y evitar una cuarta ola. La consellera de Salut, Patricia Gómez, ha insistido este miércoles tras el Consejo Interterritorial de Salud que el plan de medidas frente a la COVID-19 se tiene que revisar dos veces más antes de Semana Santa, por lo que las restricciones se adaptarán a la situación epidemiológica de Baleares cuando se aproximen estas fechas. Gómez ha indicado que quedan dos reuniones del Consell de Govern antes de Semana Santa, el próximo 12 de marzo y el 26 de marzo, de forma que las restricciones pueden cambiar.

Además, la consellera ha asegurado que se mantendrán los controles en puertos y aeropuertos y ha explicado que incluso se podría bajar más la incidencia acumulada que se pide al resto de CCAA para entrar en el archipiélago con prueba diagnóstica. «Los expertos serían partidarios de si bajamos de 50, poner un límite de 50 casos en 14 días», ha señalado.

Todos los pasajeros que lleguen a Baleares tendrán que seguir rellenando un formulario con sus datos, la información sanitaria y el motivo de viaje que deberán presentar en el control sanitario.