Explotación de menores del IMAS

Santiago reprocha al PP que «no haya presentado ni una propuesta» sobre la protección de menores explotados

| Palma |

Valorar:
La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago.

La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago.

Redacción Local

La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago, ha reprochado este martes a la diputada del PP en el Parlament Margalida Durán que «no haya presentado ni una propuesta» en relación al caso de explotación sexual de menores tutelados por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS).

Así ha respondido durante el pleno del Parlament a la diputada popular, quien ha cuestionado sobre qué consideración hace el Govern del escrito enviado por el Parlamento Europeo solicitando explicación de las medidas adoptadas y las soluciones dadas para la protección de los menores tutelados.

Santiago ha valorado la iniciativa del Parlamento Europeo y ha subrayado que «este problema se debe resolver de una forma institucional y territorial para conseguir hacer frente a los explotadores».

El PP ha denunciado la «hipocresía» del Govern balear porque «le parece bien» que el Parlamento Europeo haya pedido que se investiguen los abusos sexuales a menores tutelados en Baleares, pero los partidos de izquierda «se niegan sistemáticamente» a investigar este asunto.

El Govern balear y el ejecutivo progresista del Consell de Mallorca se han opuesto con su voto a crear sendas comisiones de investigación para aclarar el caso de los abusos a menores tutelados por el Consell de Mallorca, ha criticado Durán.

Sin embargo, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha enviado hace unos días sendas cartas al Gobierno de España y al de Baleares para que «expliquen las medidas adoptadas y las soluciones dadas» para proteger a los menores bajo su tutela, tras plantearse ante este organismo el caso de las 16 menores tuteladas por el IMAS víctimas de abusos sexuales.

Durán ha advertido que en el año 2020 se han «continuado nuevos casos de abusos sexuales: «No vale consellera decir que es un problema social». Los menores tutelados son un «problema» de la institución que los debe proteger, ha argumentado.

La consellera d'Afers Socials ha respondido que le parece «positivo» que la Comisión Europea solicite esta información y ha explicado que desde el año 2001 la ONU ha advertido que la explotación sexual de niñas, con dos millones en todo el mundo, se trata de unos problemas sociales «más importantes».

Este asunto, ha continuado, se debe resolver implicando a todas las instituciones y, en cada territorio, persiguiendo a los explotadores y captadores de niñas y alertando a las potenciales víctimas para que «no caigan en estas redes».

«Cuantas más instituciones estén implicadas y más reflexiones internacionalmente sobre este tema, mejor para logra resolver este problema», ha respondido con ocasión de una pregunta parlamentaria.