José Hila, en una imagen de archivo. | M. À. Cañellas

5

El alcalde de Palma, José Hila, declaró hace unas semanas que no tenía nada que decir sobre los cargos políticos del Govern o del Consell que se habían saltado el turno de vacunación. Pero hoy su grupo municipal, junto al de Més, el de Podemos y la oposición al completo aprobaron en comisión una propuesta de resolución por la que se insta tanto a la presidenta del Govern como a la presidenta del Consell de Mallorca al cese de los cargos políticos de ambas instituciones «que hayan sido vacunados saltándose la prelación establecida en el protocolo de vacunación dictado por las autoridades sanitarias».

De esta forma los socialistas de Palma se desmarcan por completo de las palabras del primer edil realizadas a principios del mes de febrero. Tras la aprobación unánime de los partidos del Ayuntamiento de Palma de que los altos cargos de Cort que se vacunen antes de tiempo deberán dimitir y preguntado sobre si deberían hacer lo mismo los cargos de otras instituciones, el alcalde reiteró entonces que «no me atrevo a hablar de las personas de otras administraciones porque no conozco sus circunstancias concretas, yo hablo solo de el Consistorio palmesano». «En el resto de administraciones cada uno tiene un protocolo que seguir y si este protocolo dice que te puedes vacunar pues te puedes vacunar», afirmó.

La propuesta de resolución parte de una propuesta inicialmente presentada por el PP por la que se reclamaba el cese de los altos cargos del Govern y del Consell. Finalmente se sustituyó altos cargos por cargos políticos.

En el debate realizado este jueves, el portavoz socialista, Francisco Ducrós, declaró que «los grupos del Ayuntamiento llegamos a un acuerdo en enero en este sentido y tenemos que ser coherentes, más allá de que luego Govern y Consell han dado sus explicaciones, que cada uno puede compartir o no». Son ellos, añadió, «los responsables de la decisión que tomen sobre sus cargos y la Conselleria de Salut es la que tiene que analizar en cada caso si el protocolo se ha cumplido o no».

Ducrós explicó que «votaremos a favor porque se compromiso lo compartimos todos».

De parte de Unidas Podemos Alberto Jarabo apuntó que «estamos de acuerdo con esta iniciativa porque se trata de la ejemplaridad en todo momento y si además desde el Ayuntamiento hemos sido los primeros en decir que nadie se puede saltar este protocolo, aunque cada institución ha de hacer lo que considere, nosotros desde el Consistorio hemos de intentar extender esta ejemplaridad al resto de instituciones».

La portavoz del grupo 'popular', Mercedes Celeste, por último, declaró que «es evidente que hay una demanda social importante de ejemplaridad de todos los cargos políticos en todos los sentidos y lo mismo que hemos decidido que no consentiremos que nadie se salte el turno de vacunación en el Ayuntamiento tampoco lo podemos admitir en otras instituciones».

Para el concejal de Ciudadanos en Palma Josep Lluís Bauzá «los servidores públicos hemos de tener una conducta ejemplar. Cuando la gente lo está pasando mal y cuando hay colectivos que están en primera línea nosotros hemos de ser los primeros en dar ejemplo y los últimos en esta lista de vacunación». Por eso consideró «loable que se apruebe por unanimidad esta proposición que ha de ser ejemplo también para otras instituciones».