La presidenta del Govern balear Francina Armengol. | Jaume Morey

68

Francina Armengol desembarca este miércoles en Madrid para mantener reuniones al más alto nivel con el Gobierno de Pedro Sánchez con el fin de pedir al Ejecutivo ayudas singulares para que Baleares salga de la crisis. La presidenta se reunirá por separado con la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño; con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y con la ministra de Turismo, Reyes Maroto.

El objetivo es plantear un plan de ayudas y de fondos específicos del Gobierno para trabajadores y empresarios de los sectores más afectados por la pandemia, aunque con la ministra de Exteriores se hablará, específicamente, sobre materias relacionadas con la movilidad. La presidenta quiere plantear opciones para poder garantizar una movilidad segura en Europa que permita retomar la actividad turística en cuanto las cifras sanitarias y epidemiológicas lo permitan. Se planteará la posibilidad de establecer un refuerzo en las medidas sanitarios en los vuelos y ver de qué manera se puedan incorporar más controles en los aeropuertos para evitar que el virus se propague una vez controlado o que lleguen nuevas variantes a las Islas.

Son las primeras reuniones presenciales en Madrid desde que estalló la pandemia ya que todos los contactos que se han mantenido durante este último año han sido por videoconferencia. Francina Armengol explicará a las tres ministras la delicada situación económica de Balears y la necesidad de que el Gobierno se implique con la comunidad más castigada por la pandemia desde el punto de vista económico.

Ofensiva de Armengol en Madrid para que Sánchez apruebe ayudas para Baleares
Juan González-Barba junto a Juan Pedro Yllanes y Rosario Sánchez, con los que se había reunido. Por la tarde se reunió con Vicenç Thomás y con los grupos políticos .

Orden de vacunación

Noticias relacionadas

Por otro lado, el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, manifestó ayer en una visita en Palma que no se prevé priorizar la vacunación en las comunidades turísticas, tal y como había planteado el Govern con el propósito de adelantar la reactivación y asegurar el verano. González-Barba recordó que el plan de vacunación del Gobierno –que sigue el diseñado por la UE– contempla que se proceda «de manera homogenea» en función del riesgo sanitario de los grupos de vacunación.

«Es importante desde el punto de vista europeo que no haya, por así decirlo, competencia en cuanto a quién adquiere más o menos inmunidad en función de las actividades económicas que tenga», manifestó el secretario de Estado tras reunirse con el vicepresidente del Govern y la consellera de Hisenda, Juan P. Yllanes y Rosario Sánchez. Asimismo, señaló que para reactivar el turismo no basta con que la población local esté inmunizada, sino también la visitante.

En este sentido, González-Barba destacó que «se va a hacer lo posible» para que el 70 por ciento de españoles estén ya vacunados a principios de verano. Dijo que no pueden descartarse nuevos retrasos en el suministro, pero aseguró que «aun se puede llegar al porcentaje que se quiere [el 70 por ciento]» y que esta es su voluntad.

El secretario de Estado se reunió este martes con el Govern, con los grupos parlamentarios y con el presidente del Parlament. Tras del encuentro con Sánchez e Yllanes, se comprometió a trabajar para que la UE tome conciencia de las desventajas que van aparejadas a la insularidad y de especial vulnerabilidad económica de las islas.