Cribado en Santa Eulària, la semana pasada. | DANIEL ESPINOSA

11

El número de nuevos contagios diarios de coronavirus en Baleares y, en concreto en Mallorca, mantiene su tendencia a la baja, aunque todavía no se traduce en una menor presión hospitalaria. Salut notificó este lunes 137 nuevos casos en las Islas de un total de 2.872 pruebas realizadas, por lo que la tasa de positividad se situó ayer en 4,77 %. En Mallorca se contabilizaron 103 contagios.

Sin embargo, la situación en los hospitales aún es crítica. Este lunes permanecían ingresados 566 enfermos de COVID-19 en el conjunto de las Islas, de los que 139 estaban en una cama de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), lo que representa un nuevo récord de pacientes críticos. Cabe tener en cuenta que los ingresos hospitalarios por coronavirus duran más tiempo de lo normal y que la presión asistencial no desciende hasta un tiempo después de que lo hagan los nuevos contagios. De hecho, ayer había 27 ingresados más en planta que el domingo y cuatro nuevos pacientes en las UCI. De todos modos, hay que tener en cuenta que los fines de semana apenas se dan altas hospitalarias, por lo que hoy podría registrarse un descenso de esta presión.

En cuanto a las víctimas que ya se ha cobrado la pandemia, rozan las 600 en las Islas desde el pasado mes de marzo. Ayer se notificaron dos nuevas muertes. Según informó Europa Press, un hombre de 39 años sin patologías previas falleció a causa de la COVID-19 después de permanecer durante 72 días en la UCI del Hospital Mateu Orfila de Maó.

Noticias relacionadas

En las residencias de gente mayor hay 79 usuarios contagiados, de los que 72 están hospitalizados. En las últimas semanas se han detectado algunos brotes en centros donde ya se había inoculado la primera dosis de la vacuna. La inmunidad no se logra hasta una semana después de la segunda dosis. De ahí, la prioridad del Govern en reservar las

556 nuevos casos en los colegios

La última semana de enero se saldó con 541 nuevos contagios entre los alumnos de los colegios de Balears y otros 15 entre el profesorado. La proporción de contactos que da negativo en las aulas es del 92,6 por ciento, por lo que el Govern insiste en que los colegios siguen siendo espacios seguros, por lo que la actividad escolar se mantendrá con normalidad por ahora.