Imagen del hospital Son Llàtzer. | Pere Bota

21

El Consell de Govern ha autorizado la construcción en el Hospital Universitario Son Llàtzer de una nueva unidad de curas intermedias para tratar pacientes con COVID-19 por un valor de 1.849.326 euros. Esta inversión ha sido declarada de interés autonómico por el Govern para agilizar los trámites.

Está previsto que entre en funcionamiento en verano y tendrá capacidad para nueve boxes, según han informado desde el IB-Salut.

El Servei de Salut considera que la necesidad de construir una unidad de curas intermedias en el Hospital Universitario Son Llàtzer para atender a los pacientes con COVID-19 es «urgente». La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha precisado que el comienzo de las obras no será inmediato.

Noticias relacionadas

Las obras afectarán las plantas 3 y 4 de la zona quirúrgica para construir en ellas una unidad de curas intermedias con nueve boxes. El proyecto prevé una actuación integral en una superficie total de 804,55 metros cuadrados, donde se construirán la nueva unidad con capacidad para nueve camas y una sala técnica para situar el nuevo climatizador.

Desde el Govern han argumentado que «la complejidad de estas actuaciones y la urgente necesidad de ejecutarlas lo más pronto posible dada la persistencia de la emergencia sanitaria generada por la pandemia han determinado la necesidad de recurrir a las previsiones del Decreto Ley 1/2018, de 19 de enero, de medidas urgentes para la mejora y/o la ampliación de la red de equipamientos públicos de usos educativos, sanitarios o sociales de la Comunidad Autónoma de Baleares».

Cabe recordar que el hospital de Son Llàtzer ha tenido problemas de ocupación de las UCI en algunos momentos de la crisis sanitaria, e incluso, ha tenido que trasladar pacientes críticos a Son Espases, que es el hospital de referencia de las Islas. Las nuevas unidades que se van a construir en Son Llàtzer son las que ocupan los enfermos que aún no requieren estar en la UCI, pero están muy graves para permanecer en planta.