El Ajuntament de Palma advierte que la nueva iniciativa está proyectada en espacios rústicos.

35

El Ajuntament de Palma valora la predisposición de la iniciativa privada de promover vivienda asequible para la población joven, si bien insiste en su voluntad de que las nuevas construcciones se desarrollen en suelo urbano. La regiduría de Model de Ciutat que dirige Neus Truyol reaccionó ayer a iniciativa impulsada por el empresario Javier Cabotá, que prevé construir 1.300 pisos en Mallorca para jóvenes a partir de 99.000 euros.

El proyecto contempla desarrollar cuatro urbanizaciones, dos de las cuales están ubicadas en Palma, pero en suelo rústico. «Estamos abiertos a explorar las propuestas que nos lleguen, pero consideramos que se deben ubicar en suelo urbano, porque nuestro objetivo es consolidar la ciudad compacta, de acuerdo con los principios básicos del nuevo Plan General», indicaron desde Cort.

Los promotores de los pisos destinados a jóvenes ya advierten de que el proyecto solo podrá salir adelante con el compromiso de las administraciones y señalan que será necesaria la aprobación de un decreto ley para poder recalificar los terrenos. En el caso de Palma, según detallaron desde Model de Ciutat, la nueva iniciativa privada prevé construir pisos en tres solares y ninguno de ellos es urbanizable en estos momentos.

En concreto, el que está situado al lado del Hospital de Son Llàtzer tiene cualificación de suelo rústico. Los otros dos, uno al lado de Son Espases y otro entre la carretera de Valldemossa y la vía de cintura, están afectados por el Ámbito de Intervención Paisajística incluido en el Pla Territorial de Mallorca. Gozan de una protección especial que no permite una explotación inmobiliaria. Además, el solar próximo al hospital de referencia se encuentra dentro del ámbito del Pla Especial de Son Espases, en vías de tramitación y que solo preve uso vinculado al hospital.