Lorena Bermúdez, Sandra Sánchez y Luz Morell, tres de las afectadas. | M. À. Cañellas

24

Medio centenar de personas plantea una reclamación colectiva ante Consumo para exigir la devolución del precio de las entradas del concierto que Antonio José tenía que haber dado en Palma el 26 de junio del año pasado. Sandra Sánchez, una de las promotoras de la queja y del club de fans del cantante en la Isla, explica que hasta ahora son 77 las entradas cuyo reintegro se solicita por un total de 3.966 euros. «Llevamos reclamando este dinero desde junio y se pasan la patata de unos a otros», señala.

Los afectados comenzaron a organizarse en las redes sociales y actúan junto a otro grupo de damnificados por otra suspensión por culpa de la COVID: la del concierto de Roger Hogdson. En ese caso son 66 las entradas pendientes de devolución localizadas por este grupo por un valor de 6.627. Sánchez señala que los afectados por el de Antonio José pagaron 30 o 60 euros por entrada. «Hay gente que tenía siete y hasta nueve compradas y ahora necesitan ese dinero», añade. Las críticas se centran en One World Music, la empresa a través de la que compraron las entradas. «Cada semana enviamos correos electrónicos y nos han llegado a decir que eran falsas y que no accedimos a la página web que era», dice Sandra. Se indignan porque llegaron a esta compañía de venta de entradas a través de un enlace en la misma página del Auditorium.

Además de esas reclamaciones directas, cada afectado ha puesto una queja en Consumo a título individual y un grupo menor ha presentado también denuncia ante la Policía Nacional.

Otra de las promotoras de la demanda, Luz Morell, señala que el concierto tenía casi todas las entradas vendidas y que, tanto ella como sus compañeras, las habían comprado con meses de antelación, antes de la pandemia.