Voluntarios de la organización pegaron anoche carteles en diferentes puntos de la ciudad. | P. Pellicer

16

El movimiento Ayúdanos@ayudar vuelve a salir a la calle, esta vez para reivindicar una ciudad más limpia de pintadas. Algunos participantes empapelaron este lunes, a última hora de la tarde, paredes y locales de Palma con sus conocidos carteles blancos a fin de señalar puntos llenos de grafitis que generan malestar entre la ciudadanía.

Uno de los portavoces, Gabriel, lamentó a este periódico que «el Ajuntament de Palma tardó un día en quitar ocho mil carteles de Ayúdanos@ayudar y en cambio los grafitis siguen estando. La tendencia va acelerando a un ritmo que provocará que demos una sensación de pobreza al turismo. Solo verá el empobrecimiento».

Desde las siete de la tarde, activistas del movimiento social recorrieron zonas críticas llenas de estos «garabatos y suciedad», como las paredes del Teatre Principal, las inmediaciones de los molinos de Es Jonquet o la plaza Mayor. Gabriel asegura que Cort «no tiene en cuenta esta imagen, que hace un daño brutal a la Isla y al particular del local o establecimiento pintado». Con esta última actuación pretenden mostrar que son muchos los propietarios afectados por estas pintadas en Palma.

Nuevas movilizaciones

Desde el movimiento han anunciado nuevas movilizaciones durante esta semana. Cabe recordar que la última actuación de este colectivo fue la entrega de flores a cambio de una sonrisa, el pasado 23 de noviembre, y el pasado 12 de enero participaron en la gran concentración de los sectores afectados por la crisis sanitaria.