Cartel de la nueva concentración.

La nueva manifestación en protesta por el cierre de la restauración se celebrará este viernes, 22 de enero, a partir de las 11:00 horas, según han confirmado sus promotores. Hace ya días que se anuncia la intención de volver a salir a la calle para denunciar los perjuicios de la medida del Govern, ante la alta incidencia de la COVID-19 en Mallorca e Ibiza, pero hasta este lunes no han confirmado el día. En esta ocasión, la concentración arrancará frente a la Catedral de Mallorca.

El promotor de la concentración, Víctor Sánchez, ha solicitado este lunes el permiso en Delegación de Gobierno. La Delegación del Govern ha recibido la convocatoria de manifestación para el próximo viernes y, recuerdan, que para su autorización se tendrá que solicitar un informe previo a la autoridad sanitaria, como ocurrió ante la petición de la concentración del pasado 12 de enero y sobre la que se informó desfavorablemente.

En redes sociales, el promotor de la concentración, Víctor Sánchez, ha asegurado que se encuentran este lunes a la espera de la resolución de la petición presentada, aunque ha advertido de que la concentración se realizará con o sin el visto bueno de Delegación de Gobierno, como ya ocurriera la pasada semana.

Noticias relacionadas

En la marcha, que según ha trascendido también será motorizada, participarán también otros sectores como el del transporte, que agrupa a taxistas, servicio discrecional y transportistas. Además, también se prevé que se sumen el ocio nocturno, el ocio infantil y feriantes.Sánchez ha denunciado a través de las redes sociales de que existe una «guerra sucia» y que les han «bloqueado algunas páginas» desde las que están haciendo sus reivindicaciones. «Creo que deberíamos actuar de algún modo. Os llamo de nuevo a todo, el viernes, a las 11:00, en la Catedral. Veremos si nos dan el permiso, si no también. Con distancias y medidas. Vamos a ir junto a por ellos».

La Delegación del Gobierno, que prohibió por motivos sanitarios la concentración del 12 de enero, en la que la policía contabilizó 4.000 asistentes, no se ha pronunciado sobre este nuevo acto de protesta.

El líder de Vox en las islas, Jorge Campos, ha expresado su apoyo a la movilización contra «la ruina» que supone el cierre de los bares y restaurantes. «Es la hora de salir a la calle», ha animado Campos en un vídeo difundido por el partido derechista en el que subraya que «no se puede obligar a cerrar sin dar ayudas reales». También la asociación Foro Baleares de la Solidaridad y del Progreso se ha adherido a la convocatoria.