Imagen de la concentración del pasado martes frente al Consolat. | Jaume Morey

88

Más de 20 asociaciones y colectivos se han sumado a la nueva manifestación contra el cierre de la restauración, que se celebrará esta semana. La intención de los promotores es que se celebre el viernes, 22 de enero, pero están pendientes de la autorización por parte de la Delegación del Gobierno para confirmarlo.

No obstante, que tienen previsto celebrarla aunque se les deniegue el permiso, como ya hicieron el martes pasado.

En esta ocasión, se solicitará que una parte de los manifestantes se desplacen en vehículos y otros caminando, aunque están dispuestos a hacerlo solo en vehículos con la finalidad de cumplir las medidas sanitarias. En este sentido, advierten que colapsarán la ciudad.

Los promotores prevén superar con creces el número de manifestantes de la última protesta, unos 4.000 según la Policía Nacional.