Esta aplicación por simulación que permite comparar el riesgo en todas las situaciones posibles dentro de un espacio interior. | Reuters

3

La acumulación de dióxido de carbono en espacios cerrados constituye un factor de riesgo en los tiempos del coronavirus, tras constatarse la amplia proliferación de la COVID gracias a la dispersión del virus en los aerosoles que exhalamos al hablar, toser o respirar. Sin embargo, algunas herramientas nos permiten valorar el riesgo para la salud que implica la baja calidad del aire en estos tiempos pandémicos.

En este sentido, el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados e Ingenieros Técnicos Industriales de España (COGITI) propone la utilización de simul Air, una aplicación por simulación que permite comparar el riesgo en todas las situaciones posibles dentro de un espacio interior.

Esta App, disponible en Google Play en este enlace, orienta al usuario sobre las medidas de protección necesarias para lograr minimizar los riesgos para la salud a causa de aerosoles contaminados por agentes infecciosos, concienciando sobre la importancia de una buena calidad del aire y de la ventilación, dos factores fundamentales en estos días en los que el coronavirus ocupa y preocupa.

La aplicación ha sido realizada por ingenieros de la asociación sectorial en Madrid, y ha recibido el visto bueno del comité de expertos en climatización, ventilación y calidad del aire interior del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España.