Los manifestantes se han sentado en la calzada, bloqueando el tráfico en las Avenidas. | Jaume Morey

33

La protesta que protagoniza el sector de la restauración en Palma ha interrumpido el tráfico en algunas de sus principales vías. La manifestación, que se han iniciado frente al Consolat de la Mar sin autorización de la Delegación del Gobierno, ha bloqueado a lo largo de su desarrollo la circulación en el Paseo Marítimo.

Los participantes en la concentración, más de un millar, han decidido recorrer las calles de la ciudad haciendo llegar sus quejas por el cierre de bares y restaurantes a partir de este miércoles a las sedes de las principales instituciones políticas de Mallorca.

Un grupo importante de los manifestantes han detenido a los vehículos que circulaban por las Avenidas, con una sentada sobre la calzada frente a la plaza de España. El resto de participantes ha circulado por la calzada hasta llegar la Rambla, obligando a la policía a cortar el tráfico.