Este avión de Iberia Express tomó tierra en el aeropuerto de Palma el pasado lunes por la noche con un cargamento de vacunas de Pfizer procedentes de Madrid. | Archivo UH

91

La Conselleria de Salut pedirá a los enfermeros y enfermeras que se inscriban en un bolsín para vacunar contra la COVID-19 fuera de su horario laboral. Con esta medida, el Govern pretende acelerar el proceso de vacunación cuando empiece la fase más intensa.

Esta propuesta para crear nuevos equipos de vacunación ya se ha planteado al personal sanitario de Menorca y en los próximos días se hará lo mismo con el de Mallorca y Eivissa. Otras comunidades del Estado, como Catalunya, también la han puesto en marcha.

Noticias relacionadas

La falta de profesionales sanitarios es uno de los problemas que ha causado la pandemia. No solo se ha tenido que aumentar la dotación de personal a causa del incremento de pacientes por atender, sino que entre el propio personal sanitario han abundado las bajas motivadas por el virus, fuera porque lo han contraído o porque son contactos estrechos de otros infectados.

Aunque Baleares ya ha administrado el 56 por ciento de las vacunas que ha recibido, uno de los problemas que ahora preocupa a las autoridades sanitarias son las dificultades para acelerar la vacunación. De hecho, el Sindicato Médico (SIMEBAL) reclamaba esta misma semana que se recurriera a las Fuerzas Armadas si fuera necesario.

En esta misma línea, el sindicato de enfermería SATSE advirtió el martes de que «los gobiernos autonómicos no han reforzado como deberían sus plantillas de enfermeros en los centros de salud para poder acometer con todas las garantías de eficacia, seguridad y agilidad la campaña de vacunación contra la COVID-19 a lo largo de los próximos meses».