Mesa de Navidad. | Pixabay

El Govern quiere que la vida social en Mallorca se pare a las 20.00 horas, por eso ha introducido este domingo nuevas medidas restrictivas que obligue a la ciudadanía a estar en casa a esa hora. De cara a Nochevieja y Año Nuevo, el Govern mantiene la restricción marcada para los anteriores festivos navideños, y sólo se permitirán reuniones de seis personas.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha avanzado esta medida, que estaba en el aire todavía para esos próximos festivos. A diferencia de Menorca, Ibiza y Formentera, donde las reuniones podrán ser de hasta 10 personas -algo que permite el Estado de Alarma-, en Mallorca se mantendrá en seis.

Noticias relacionadas

Armengol ha recordado que el toque de queda se mantiene a las 22:00 horas, aunque ha subrayado que la recomendación sigue siendo que todo el mundo esté en casa a las 20.00 horas.