Los dueños del centro quirúrgico juzgados niegan que emplearan a falsos enfermeros

| | Palma |

Valorar:
Los tres acusados, este jueves durante el juicio.

Los tres acusados, este jueves durante el juicio.

Guillermo Esteban

Los dos propietarios del centro quirúrgico de la calle 31 de Diciembre de Palma y de Son Armadans y una trabajadora han negado que emplearan a falsos enfermeros entre 2012 y 2017 en el juicio que se celebra desde este jueves en una sala del juzgado de lo Penal 6. La fiscal pide una condena de dos años de cárcel para cada uno por un presunto delito continuado de intrusismo.

Además, solicita que se les inhabilite durante el tiempo de la condena para el ejercicio de cualquier profesión sanitaria, así como para el desempeño de cargos de dirección o gestión de establecimientos sanitarios y de administración de sociedades que se dediquen a prestar servicios médicos.

El juicio continuará el próximo 4 de diciembre, a las 9.30 horas, con las declaraciones de los denunciantes y de los testigos.

La pareja se encargaba de la gestión del centro médico, que tenía sede en la calle 31 de diciembre de Palma y en Camilo José Cela, en Son Armadans. La Fiscalía recoge en su escrito de acusación que, «con la finalidad de reducir costes» y al menos desde principios de 2012 y hasta marzo de 2017, «presionaron a distintos trabajadores sin titulación» del centro médico para que realizaran actuaciones y funciones de enfermería.

Los trabajadores llevaban a cabo tareas de instrumentación en quirófano, electrocardiogramas, extracciones sanguíneas, administración de medicación por vía intramuscular y venosa, así como realización de curas y colocación de vías. Los propietarios del centro lograron su propósito «ante el temor de los empleados de perder el puesto de trabajo». La presión, según el relato del ministerio público, también la ejercieron a través de una empleada de confianza de la dueña del centro que, pese a que carecía de la titulación de enfermera, realizó extracciones sanguíneas, curas y colocación de vías.

El Ministerio Fiscal considera que los propietarios del centro médico y la trabajadora son autores de un delito continuado de intrusismo profesional en establecimiento abierto al público en el que se anuncia la prestación de servicios médicos.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Juanito
Hace un mes

Idi' si se te muere un paciente suceden estás consecuencias....más si metas intervenciones ambulatorias se convierten en lucrativas operaciones de estética sin tener todas las garantías ante eventualidades.

Valoración:7menosmas

Autodefensivo
Hace un mes

Conozco a personas que trabajaron allí, ya no en 2012 sino 10 años antes, y siendo técnicos de laboratorio o similares terminaron ayudando en quirófano....todos sabíamos que le acabarían pillando, pero el y sobretodo ella, a lo suyo...

Valoración:15menosmas

Amigo
Hace un mes

En 31 de Diciembre, Policlínico Quirúrgico (creo que ya cerrado. Nunca me gustó lo que había ahí). En Camilo José Cela, Clínica Luz (antigua Femenias)

Valoración:23menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1