Aina Calvo entrega la vara de mando a Mateo Isern el día de su elección. | Jaume Morey

6

El Ajuntament de Palma defendió este jueves la legalidad de las subvenciones que investiga el Tribunal de Cuentas correspondientes a los años 2010 y 2011. El organismo que fiscaliza las cuentas de los entes locales ha abierto una investigación para determinar si cinco de las ayudas que se concedieron en esos años están justificadas como corresponde.

Todos las ayudas se otorgaron durante el mandato de Aina Calvo, pero tres se justificaron cuando ya era alcalde Mateo Isern. El Tribunal de Cuentas ha citado el próximo día 30 a todos los miembros de la Junta de Gobierno de Calvo e Isern, incluidos los dos exalcaldes, aunque no acudirán ellos en persona sino sus abogados.

José Hila y Julio Martínez

Uno de los miembros de la Junta de Gobierno en el mandato de Aina Calvo es el actual alcalde, José Hila. También está citado el concejal del PP Julio Martínez, que estuvo en el equipo de Mateo Isern. Todos ellos defenderán la legalidad de las subvenciones concedidas.

En el Ajuntament de Palma insisten en que las concesiones se otorgaron con un cumplimiento estricto de la legalidad y con todos los avales de los técnicos y jurídicos del Consell. «La supervisión previa indica que el trabajo se hizo bien y que todo el engranaje funciona», aseguran desde Cort. También se recalca que ni la Secretaria ni Intervenció pusieron reparos.

Noticias relacionadas

Insisten en que se trata de un mero trámite administrativo para analizar si el gasto que se concedió esta suficientemente justificado y recalcan que las subvenciones en cuestión no eran del área del alcalde, por lo que ha sido citado como miembro de la Junta de Gobierno.
Por su parte, Aina Calvo también destaca que las subvenciones no son irregulares, porque se dieron con el estricto cumplimiento de la legalidad. El asunto que investiga el Tribunal de Cuentas es si las entidades que recibieron la subvención la justificaron después debidamente.

Discrepancia

La delegada del Gobierno asegura que se trata de una discrepancia técnico administrativa que no cuestiona la justificación ni la convocatoria ni el concepto ni el beneficiario ni el pago. También recalca que todo el procedimiento está avalado por los técnicos y se tomó con el visto buenos de informes positivos.

Las subvenciones en cuestión se otorgaron a Manos Unidas, OCB, Espai Jovent y Teatre del Mar. La Sindicatura de Comptes ya avisó en su informe de fiscalización de los años 2010 y 2011 de que los gastos no estaban suficientemente detallados.

200.000 euros de importe y posible fianza para todos

La suma de las subvenciones investigadas por el Tribunal de Cuentas ronda los 200.000 euros por lo que no se descarta que este organismo imponga una fianza a los políticos de Palma para cubrir las posibles pérdidas municipales en caso de que se concluya que debe restituirse el dinero. Es probable que eso se sepa el día 30 de este mes.