La protesta se ha iniciado en el Polígono de Levante.

35

Una veintena de coches, aproximadamente unas cuarenta personas, han desfilado este sábado por Palma pidiendo una vuelta al cole voluntaria y apoyos garantizados para los niños con necesidades especiales.

La protesta, organizado por la asociación Ningún Niño Sin Terapia, se ha iniciado en el Polígono de Levante y ha terminado en la Consellería d'Educació, en el Carrer del Ter.

Los organizadores aseguran que los planes de contingencia planteados para la vuelta al cole en Baleares no son totalmente seguros, por consiguiente defienden que la vuelta al cole debería ser voluntaria y sin consecuencias.

Por otra parte, también reclaman apoyos garantizados para los niños con necesidades especiales. Muchos centros escolares alrededor de Mallorca ya no ofrecen la Asistencia Tecnológica (AT), la Pedagogía Terapéutica (PT) o el profesional de Audición y Lenguaje (AL) debido a la falta de docentes. En concreto, estos profesionales de la educación especial han pasado, en la mayoría de los casos, a suplir las tutorías tras la necesidad de nuevas líneas creadas para cumplir las ratios establecidas.

Los vehículos han circulado por las calles de Palma a 30 kilómetros por hora mientras hacían sonar sus claxon. En la protesta se ha podido ver a la vicepresidenta de VOX Baleares, Idoya Ribas.