El conseller de Educación, Martí March, durante su comparecencia este martes ante el pleno del Parlament. | Efe - ATIENZA

18

La Conselleria d'Educació no ha aceptado la dimisión presentada por parte del equipo directivo del IES Calvià, que este martes anunció su renuncia ante la negativa de Inspección Educativa a su propuesta enseñanza semipresencial en Bachillerato y Formación Profesional por semanas alternas. El conseller Martí March, en rueda de prensa, ha explicado que la dimisión no ha sido aceptada y que se les ha emplazado a una nueva reunión esta semana para tratar de dar una solución al problema.

El conseller ha explicado que Inspección, con el aval de los criterios de los ministerios de Educación y Sanidad, ha considerado que esta propuesta no es recomendable. «Puede ser un problema de cierto 'descuelgue', el hecho de que vayan una semana sí y otra, no, al centro. Nosotros no decimos en ningún caso que no pueda haber alternancia, sino que este modelo propuesto no es adecuado ni pedagógicamente ni sanitariamente».

Martí March ha asegurado que Educació no quiere «conflictos», ni «confrontaciones» con los equipos directivos, de quienes ha alabado el trabajo realizado durante estos meses, y ha asegurado que la decisión tomada está encaminada a buscar «lo mejor para el alumnado». En este sentido, ha subrayado que éste ha sido el único problema con el que se han encontrado de entre los 300 centros públicos.

El conseller ha apelado al diálogo para llegar a un acuerdo, y ha valorado que presentar una dimisión «en un momento tan complejo es para que lo reflexionen».