Las calles han quedado prácticamente desiertas. | Youtube Ultima Hora

42

Los barrios de Son Gotleu, Can Capes, Soledat Nord y Son Canals han quedado aislados este viernes a las 22 horas, debido a las nuevas restricciones del Govern balear para frenar los contagios de la pandemia del coronavirus.

En Son Gotleu, a las 21:59, efectivos de la Policía Local han irrumpido en la calle Indalecio Prieto para controlar la zona y asegurar que se cumplen todas las restricciones. A su llegada, algunas personas que todavía estaban por la calle han huido corriendo.

Otros vecinos, desde los balcones, gritaban «¡Todos a casa!» a aquellos que todavía circulaban por unas calles ya prácticamente desiertas.

Pocos minutos antes de las diez de la noche, los locales y bares que estaban abiertos se han visto obligados a bajar la persiana. Algunos, como el propietario de Menús Anzara, estaban indignados por estas medidas: «A estas horas ya no hay nada. La gente tiene miedo. Tengo 5 niños y algo tengo que ingresar».

Durante estas semanas, lo negocios deberán cerrar antes de las 22 horas y, además, establecer un horario prioritario para personas mayores.

Los ciudadanos no podrán salir ni entrar en el perímetro comprendido entre la Vía de Cintura, Calle Aragón, Calle Manacor y Reyes Católicos salvo por causa justificada, como ir al trabajo o al colegio.

Varios equipos de la Policía Nacional, Policía Local de Palma y la Guardia Civil han patrullado durante toda la tarde la zona 'caliente' de COVID para recordar a los ciudadanos la entrada en vigor de las nuevas restricciones, que durarán como mínimo 15 días. A partir de esta noche, incumplir estas medidas podrá conllevar sanciones.

Noticias relacionadas

Los vecinos de la barriadas han tenido dos días desde que la Conselleria de Salut anunciase las nuevas medidas para hacerse la idea de este confinamiento 'light' e informarse de las normas. Varios grupos que quedaban por la calle a última hora del día afrontaban el confinamiento con resignación, sobre todo aquellos que son propietarios de las barriadas.

Las reuniones sociales también se han visto limitadas para aquellos que viven en la zona, no pueden superar las cinco personas si no son convivientes. Dicha prohibición incluye bodas, servicios religiosos -salvo las ceremonias fúnebres y velatorios-, celebraciones y la práctica deportiva.

En cuanto a la movilidad, a entrada y salida libre de personas en el núcleo de población correspondiente a la zona básica de salud de Son Gotleu, salvo desplazamientos justificados -como ir a trabajar, al médico, al colegio, al banco, a cuidar de una persona dependiente, hacer exámenes oficiales o realizar trámites administrativos inaplazables-.

Las personas que no residan en los barrios afectados pueden circular por las calles o carreteras que atraviesan el núcleo, siempre que su trayecto tenga origen y destino en el exterior.

En cuanto a los residentes, podrán salir de casa y moverse dentro del barrio respetando las medidas de protección individual y colectiva; si bien se recomienda que la población permanezca en su domicilio y se desaconsejan las actividades no imprescindibles.

Las actividades en academias, autoescuelas y centros privados de enseñanzas podrán impartirse de forma presencial siempre y cuando no se supere una capacidad del 50 % respecto al máximo permitido. Las actividades que realicen se limitarán a grupos máximos de cinco personas y se establecerán medidas de seguridad.

La resolución suspende también la actividad de los gimnasios y centros deportivos de todo tipo, parques y jardines, y parques infantiles de uso público y locales de ocio infantil. Se exceptúan de dicha suspensión los establecimientos y espacios cedidos por el Ayuntamiento a los centros educativos.