La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá; tras la mesa de diálogo social

El Gobierno y los agentes sociales han anunciado este viernes en Palma que, de momento, no hay acuerdo para alargar los ERTE. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha apuntado que a pesar de no llegar a un pacto hay «buena sintonía» con patronales y sindicatos para seguir trabajando la próxima semana.

Así lo han anunciado la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá; tras la mesa de diálogo social para abordar la prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) más allá del 30 de septiembre. En la reunión también han participado los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, y los presidentes de la CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, respectivamente.

Diez municipios se mantienen libres de contagios Diez municipios se mantienen libres de contagios

Díaz ha insistido en que «hay un interés común» basado en «salvar el empleo y salvar a las empresas». En este sentido, califica el diálogo de «sostenido y maduro» y apunta que «es un mandato constitucional» que refleja «el pluralismo social».

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha asegurado que 3 de cada 4 trabajadores que estaban inactivos al principio de la pandemia ya se han activado y que quedan al menos 800 mil para reincorporarse al mercado de trabajo.

Las autoridades políticas se han reunido en Palma con los agentes sociales

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha afirmado que está a favor, como pedían los sindicatos, de que la protección de los trabajadores en expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) se mantenga en el 70% y no baje al 50% pasados 180 días. Asimismo, ha vuelto a insistir en que los ERTEs se tienen que prorrogar, «como mínimo», hasta la Semana Santa del próximo año, o incluso hasta el mes de junio.

«El turismo está sufriendo de una manera muy especial las consecuencias de la pandemia. Es importante la solidaridad de todos los empresarios españoles con el factor de la insularidad», ha señalado Garamendi.

Noticias relacionadas

«Hay que continuar con los ERTES en varios aspectos. El primero es el de los ERTES por rebrote, luego los de por fuerza mayores y hay que fortalecer los ETOP, que permiten que haya una parte de actividad en la empresa», ha afirmado el empresario. Además se ha mostrado partidario de una se exonere de impuestos a las empresas que lo necesiten. Garamendi también ha insistido en que se debe potenciar y financiar a las empresas que van a dar empleo. «Un empresario no va a contratar a nadie porque le financien el 14 % del coste laboral, pero es una medida clave para un empresario que tiene un problema grave de liquidez y que tiene que pagar la cuota a la Seguridad Social».

El Govern facilitará un listado de las personas que tienen que estar aisladas para que la Policía Local las controle El Govern facilitará un listado de las personas que tienen que estar aisladas para que la Policía Local las controle

Por su parte, Gerardo Cuerva, Presidente de Cepyme, ha asegurado que los ERTE no son suficientes para las pequeñas y medianas empresas y que se necesitan más medidas de apoyo.

Desde ATA también han reclamado prorrogar los ERTE hasta el 1 de abril para todos los sectores y de forma automática, y restablecer la prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos.

Desde los sindicatos han planteado al Gobierno que la nueva prórroga de las condiciones no venga con una «fecha límite» y que no se haga solo por sectores sino dejando «ventanas abiertas» para que «nadie se quede atrás». También en que se exoneren más las cotizaciones de los trabajadores que aún no se han incorporado.

«Los ERTE tienen que durar tanto como dure la pandemia», ha concluido Sordo, que quiere un acuerdo cuanto antes y no apurar plazos.

En una línea similar, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha pedido que esta herramienta «dure lo que sea necesario». «No hay que dejar a nadie atrás», ha remachado.

Actualmente, permanecen en ERTE unos 800.000 trabajadores, lo que significa que más de tres cuartas partes de los trabajadores que estuvieron incluidos en algún expediente (más de 2,5 millones) ha salido de él, la gran mayoría para reincorporarse a su puesto de trabajo.