Imagen que muestra algunas de las consecuencias del 'cap de fibló'. | Youtube Ultima Hora

8

El último fin de semana de agosto ha estado marcado por las fuertes tormentas que han cubierto Mallorca. La peor parte se la ha llevado la Serra de Tramuntana donde además de las lluvias y el granizo se ha registrado un 'cap de fibló' que ha causado numerosos daños materiales en Banyalbufar y en el Port des Canonge.

Guardias civiles del GREIM, USECIC y unidades de Seguridad Ciudadana se han desplazado a la zona para ayudar a desbloquear carreteras y caminos con el fin de poder llegar a las viviendas aisladas y auxiliar a sus moradores.

De una de las casas han extraído a un matrimonio mayor y a la hija de este que se encontraban atrapados en la vivienda por la caída de un pino que les impedía salir, pese a los grandes daños materiales producidos en la vivienda las tres personas se encontraban en perfecto estado.

Un total de 11 trabajadores de un agroturismo en Port des Calonge, han sido auxiliados y trasladados hasta zona segura por los guardias civiles que participan en el dispositivo, ya que tenían sus vehículos bloqueados por árboles arrancados por la tormenta.

Pese a la gran cantidad de destrozos producidos por la tormenta no ha habido ninguna persona herida de consideración. A esta hora se continúan labores de limpieza y se comprueba que los vecinos de la zona principalmente de Port des Calonge se encuentran bien y seguros en sus viviendas.