0

La Diputación Permanente ha aprobado este viernes por unanimidad convocar sesiones plenarias extraordinarias para acoger la comparecencia de la presidenta del Govern, Francina Armengol, y el conseller de Educación y Universidad, Martí March, para informar sobre la situación de la pandemia en Baleares. La del conseller quedará convocada este mismo viernes para el próximo martes, 1 de septiembre, y se prevé que la de Armengol sea una semana más tarde.

En concreto, la comparecencia de Armengol, propuesta por el PP, es para que detalle la situación sanitaria y las consecuencias económicas derivadas, así como la gestión del Govern; y la de March, propuesta por PSIB, es para informar sobre las previsiones de cara al inicio del próximo curso 2020/21 en el contexto de la pandemia.

Tras finalizar las sesiones de la Diputación Permanente, la Mesa del Parlament fijará la comparecencia de March en el pleno para el martes. La de Armengol será previsiblemente una semana después, el día 8; la Mesa que debe convocar esta segunda sesión se reunirá el día 2 de septiembre.

La diputada del PP Núria Riera ha justificado la petición para que comparezca Armengol en la «situación alarmante que vive Baleares», con un empeoramiento de los datos del COVID-19. Riera ha calificado de «inaudito» que no pidiera comparecer la propia presidenta y que «tenga que venir a rastras».

Comparecencia en Comisión
Sin embargo, la Diputación ha rechazado las solicitudes del PP para que el conseller hiciera dos comparecencias en sesiones extraordinarias de la Comisión de Educación.

El PP proponía que fuera en Comisión al entender que su formato permite un debate de mayor profundidad, y pedía dos sesiones distintas para tratar, por separado, el inicio del curso escolar 2020-21 y las previsiones de funcionamiento de los centros de educación infantil y guarderías.

Han votado en contra PSIB, MÉS per Mallorca y Unidas Podemos, alegando que March comparecería en el pleno -punto que se ha votado justo después- y que faltan días para entrar en periodo ordinario de Comisión. Los representantes de estos partidos han insistido en que no se trataba de «votar en contra de la comparecencia» sino que se discute «cuándo y dónde» se celebra.

Por su parte, han votado a favor PP, Cs, Vox y MÉS per Menorca y se ha abstenido el PI.

Josep Castells, de MÉS per Menorca, ha sido particularmente crítico con los argumentos esgrimidos por los partidos que apoyan al Govern. El diputado menorquín ha considerado que la Comisión era el órgano adecuado por ser más especializado y porque «no se necesitan 59 diputados si al final solo intervienen los portavoces».

La diputada del PP Núria Riera ha criticado la decisión de los partidos de izquierda y ha acusado a March de «esconderse». Igualmente, la diputada de Vox Idoia Ribas ha considerado que los grupos parlamentarios del 'Pacte' han favorecido una «huida al pleno» donde las comparecencias «son más rígidas». «Todos conocemos la técnica de evadir contestar preguntas incómodas llenando minutos», ha protestado.