Vuelta al cole 2020

La vuelta al cole más digital

| Palma |

Valorar:
Los uniformes, portátiles y el material escolar son la pieza a batir de las familias, que preparan la vuelta al cole en plena incertidumbre.

Los uniformes, portátiles y el material escolar son la pieza a batir de las familias, que preparan la vuelta al cole en plena incertidumbre.

T. Ayuga

Los padres se preparan para un nuevo curso en el que cualquier cosa puede pasar, desde un curso normal a volver a las clases confinadas. Aparece una nueva partida en el presupuesto familiar: un mínimo 200 euros para un ordenador portátil o a partir de 75 euros si optan por una tablet. Los preparativos de la vuelta al cole también contemplan tres escenarios: nueva normalidad, semipresencial (a partir de 2º de la ESO y para todo Bachillerato) o confinamiento total, con clases on line.

Algunas grandes superficies ya constatan un alza de hasta el 35 por ciento en la venta de ordenadores portátiles, tabletas e impresoras. «Las familias compran más tecnología y gastan menos en uniformes, zapatos o ropa deportiva», señalan fuentes de El Corte Inglés en Mallorca, que se han preparado para este nuevo curso con un stock más amplio. En este centro han notado una subida de ventas de hasta el 35 por ciento respecto a 2019.

«Durante el confinamiento hubo mucha compra para el teletrabajo de los padres. Y estos últimos meses ha habido más adquisiciones para niños porque las familias se preparan para una eventual suspensión de las clases, sobre todo niños en Secundaria o Bachillerato», dicen desde El Corte Inglés.

Digitalización

El precio de un ordenador portátil oscila entre los 199 y los 900 euros; la tablet, entre los 75 y los 1.400; y la impresora, entre 50 y 300 euros. Estas son las cifras que maneja Carrefour Palma, cuyo director, José García, advierte que las ventas crecieron un 25 por ciento con el confinamiento. «Ahora esperamos a que se vuelva a disparar con la vuelta al cole». Eso sí, «ahora está todo parado pero hemos hecho acopio a la espera de que suban las ventas en septiembre», dice García.

En MediaMarket también notan «un incremento de ventas del 35 por ciento en los últimos cuatro meses. La situación generada por la COVID-19 ha provocado que muchos centros educativos hayan querido agilizar su camino hacia la digitalización». Los productos más vendidos en este centro han sido portátiles, webcam, pantallas interactivas, sillas ergonómicas, puntos de acceso wifi, entre otros.

Eso sí, esta vuelta al cole digital supone un reto para el bolsillo de las familias. «Los padres están recortando gastos en todo y esperan hasta el último momento para no gastar un euro más de lo necesario», dice Albert Lobo, presidente de la Federació d’Associacions de Pares i Mares (FAPA).

Desde la Asociación de Consumidores y Usuarios de las Islas Baleares (Consubal) advierten que este año habrá que sumar una nueva partida a la cuesta del mes de septiembre: «El coste de la vuelta al cole de un alumno de Primaria de una escuela pública es de alrededor de 389 euros», dice Alfonso Rodríguez, presidente de la asociación.

Los libros suponen un desembolso de 260 euros de media, seguido del material escolar y la mochila, unos 71 euros más. Y a esto hay que sumarle en algunos casos el precio del uniforme: «Desde los 55 euros para los colegios que solo exijan chandal y ropa de deporte a los 450 euros que cuestan en los colegios de élite. La media es de unos 250 euros». Lobo advierte que en la educación privada la partida se dispara a los 1.000 euros por niño.

El presidente de FAPA advierte que «muchas familias esperan hasta el último segundo para las compras. Hay que racionalizar los gastos: un Chromebook en un colegio puede costar 450 euros y luego hay que añadirle las licencias de cada libro de texto, que puede legar a los 20 euros». Eso sí, este año no habrá gasto en extraescolares: «La opción serán los abuelos», dice Rodríguez.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

resistencia
Hace 6 meses

hay algo que no entiendo, considero que este gasto extra de libros y demás cositas necesarias para el curso escolar debería estar financiado por el Ministerio de Educación, si la educación es obligatoria debería se accesible, y ahora estoy oyendo a tantos padres rascando para libros que me asusta, además de una sociedad con miedo,controlada quieren una sociedad inculta, y seguimos tolerandolo, nos hemos quedado sin armas, somos como el cuento de la criada con mascarillas para no hablar,seguimos viendo, mira a tu alrededor y dime, te gusta lo que ves?

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1