Patricia Gómez, durante su visita este miércoles a las dos nuevas salas de operaciones oftalmológicas de Son Llàtzer. | CAIB

26

La consellera balear de Salut, Patricia Gómez, ha pedido a los ciudadanos de las islas que eviten «el contacto social en la medida de lo posible» dada la «situación delicada» de nuevos contagios por coronavirus: «No podemos hacer tantas fiestas ni estar con tantos grupos de personas que no son de nuestro entorno familiar».

Durante una visita al Hospital Son Llàtzer, Gómez ha lanzado este mensaje a los baleares en vista del aumento de contagios que se está registrando en las islas, con cifras por encima de los 200 nuevos casos cada día y 164 ingresados este miércoles en hospitales, 19 de ellos en las UCI.

Gómez ha destacado que alrededor del 70 % de los brotes que se detectan en Baleares son de reuniones familiares y sociales, unos encuentros que el Govern de las islas recomienda que no sean de más de 10 personas.

«En estos momentos estamos muy alerta desde el sistema sanitario por el incremento de casos se está produciendo en nuestras islas en las últimas semanas», ha dicho la consellera para hacer llegar un segundo mensaje a la ciudadanía de la importancia de respetar las cuarentenas.

En este sentido, ha recordado que siempre que alguien tenga síntomas respiratorios, tos, falta de olfato o gusto o fiebre debe inmediatamente aislarse y llamar a los servicios sanitarios, y también debe hacerlo si está en espera de los resultados de una prueba PCR.
Otro caso de aislamiento es cuando, a pesar de tener una PCR negativa, se ha estado en contacto estrecho con un contagiado, circunstancia que obliga a una cuarentena de 14 días.

Gómez ha pedido también «comprensión» a los ciudadanos con el sistema sanitario y ha reconocido que el volumen de trabajo en los centros de salud hace que tarden en contestar al teléfono.

Noticias relacionadas

Sobre las diferencias por islas, ha indicado que Menorca, Ibiza y Formentera tienen aún un nivel de riesgo amarillo, que se ve incrementado en Mallorca, donde «el número de casos puede continuar aumentando».

Y ha confiado en que las nuevas medidas anticovid en vigor desde ayer empiecen a dar sus frutos en dos semanas y los casos comiencen a disminuir, ya que de lo contrario habrá que «tomar medidas aún más restrictivas».

La consellera también ha recordado a los jóvenes que la enfermedad les afecta: «Tenemos personas muy jóvenes ingresadas en cuidados intensivos y tenemos personas que están ingresando cada día más jóvenes de lo que eran en el mes de marzo».

Gómez ha lamentado la muerte del primer médico de Baleares por covid, un facultativo alemán de 59 años que dio positivo el pasado domingo y tenía síntomas leves hasta que su condición se agravó de manera repentina y murió en su casa.

Al respecto, ha dicho que no se puede «banalizar» la enfermedad, ya que aunque la mitad de pacientes no tienen síntomas y en torno al 30-40 por ciento los tiene leves, hay un 10 a 15 por ciento que son graves.

La consellera también ha hablado de los casos detectados en guarderías de las islas, que han sido por ahora pocos ya que trabajan con los llamados grupos burbuja y aplican sus protocolos, ha dicho, de forma correcta.

«El verano ha ido muy bien en general en las guarderías y lo que vemos es que se han aplicado muy bien los protocolos», ha indicado.