Los barracones estuvieron presentes en la apertura del IES Santa Maria, en 2014. | Joan Torres

30

La implantación de barracones para contar con nuevos espacios, la contratación de más profesores, la creación de la figura de la enfermera escolar o un curso intensivo de nuevas tecnologías para el profesorado. Estas son las peticiones que trasladarán la semana que viene al conseller d’Educació, Martí March, en la reunión que celebrarán de cara al inicio del nuevo curso.

La Asociación Nacional de Profesionales de la Enseñanza (ANPE) de Balears ha pedido a Educació que «no se responsabilice al equipo directivo ni a los docentes si hay algún contagio», señala Víctor Villatoro, secretario de Acción Sindical del sindicato.

«Faltan clases y espacios físicos. Y necesitamos más profesorado para bajar la ratio de alumnos por aula para poder cumplir con las medidas higiénicas», dice Villatoro. Todo esto después de que la ministra de Educación, Isabel Celaá, confirmara ayer que se están rediseñando los protocolos de la vuelta al cole y que Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, apueste por grupos pequeños de 15 a 20 alumnos por aula.

«Ya pedimos en su momento aulas prefabricadas para incrementar el espacio y como medida temporal hasta que saliera la vacuna. Pero supondría contratar a más profesores y, por lo tanto, más gasto», añade Villatoro.

Noticias relacionadas

El portavoz sindical advierte que este año se contratarán a 450 profesores más, de los cuales 325 irán destinados a la educación pública. La «propuesta estrella» de ANPE es la implantación de la figura de la enfermera escolar. «Queremos tener un referente sanitario en cada centro. Dará confianza a los profesores, padres y alumnos. Pero aún no hemos obtenido respuesta de Educació», dice Villatoro.

Desde ANPE apuestan por «potenciar la presencialidad con más espacio físico, después de finalizar el curso de manera telemática, para eliminar la brecha educativa y digital. A los docentes nos ha faltado un curso rápido en formación digital antes de las clases», se lamenta Villatoro.

Esponjar

En el mismo sentido se manifiesta UOB, que apuesta por «la puesta en marcha de barracones para esponjar las clases. Es una emergencia», dice su portavoz, Josep Palou.

Desde el sindicato se quejan de que «en ningún momento nos han dicho si podemos contar con barracones. La opción que nos han dado ha sido que cada escuela contacte con los ayuntamientos para encontrar nuevos espacios». UOB se muestra muy contundentes ante la carencia de profesores. «Si nos vamos al Escenario B, atendiendo a los alumnos en clase pero también de manera on line, los docentes tendrán que trabajar 14 horas al día». Por eso plantean movilizaciones para primeros de septiembre y «como último recurso, la huelga para el día 14».