La directora general d’Innovació, Núria Riera. | M. À. Cañellas

3

La innovación se ha revelado como una de las recetas para diversificar la economía balear basada en el turismo y que ahora tanto preocupa. Precisamente la Direcció General d’Innovació colabora estrechamente con Connect’Up, el programa que por tercer año consecutivo impulsa a los emprendedores. Un consolidado concurso de ideas que cuenta con un programa de formación organizado por Grup Serra y con el patrocinio de CaixaBank.

La Dirección General d’Innovació aporta su propio granito de arena, que es más bien una montaña: «A través de la Fundació Bit y el Parc Bit cedemos el auditorio y su tecnología para las clases presenciales y on line de los participantes de Connect’Up. Además, EmprenBit imparte la formación para el diseño de modelo de negocio y su validación», señala la directora general d’Innovació, Núria Riera.

El coronavirus ha irrumpido en la emprendeduría y ahora es un factor insoslayable. En la redacción del plan de negocio de un nuevo proyecto, Núria Riera advierte de la necesidad de «adaptarnos a los cambios. Hay que dar apoyo al ecosistema emprendedor, pero no solo al que monta una empresa sino al empresario que necesita que su proyecto sobreviva y se adapte al nuevo escenario».

Y para solventar los escollos de este panorama, nada como «la colaboración de lo público con lo privado, que debe apoyar al emprendedor».

Como prueba de esta flexibilidad ante los nuevos tiempos Núria Riera cita al «mapa de comercio on line que se ha impulsado desde la Fundació Bit. Uno de los problemas que nos hemos encontrado ha sido la carencia de digitalización de muchos comercios tradicionales. Han sido pymes que de la noche a la mañana han tenido que cerrar sus puertas. Para ellos pusimos en marcha esta herramienta y el único requisito es que tuvieran Whatshap». La digitalización del comercio a toda máquina ha tenido un ejemplo inmejorable con el impulso de los pagesos, que se lanzaron a vender puerta a puerta con un gran éxito de demanda. «Ha tenido una respuesta fantástica», señala Riera.

Teletrabajo

«En el mundo laboral, la transformación digital se venía realizando desde hacía muchos años. Ahora hemos llegado de golpe con el teletrabajo, que ha permitido conciliar. La pandemia ha tenido cosas muy malas, pero también ha abierto un nuevo horizonte», indica Riera.

«Lo primero que tenemos que hacer es creernos que somos buenos. De hecho, somos líderes mundiales en TIC Turismo y tenemos que crear instrumentos para la emprendeduría pública-privada», dice la directora general d’Innovació del Govern balear. Una de las iniciativas pioneras ha sido el Parc Bit, «un parque tecnológico que se consolida».

Al mismo tiempo, «hay nuevos polos de innovación emergentes, ya sean destinados a contenidos digitales y audiovisuales como los destinados a las tecnologías marinas».

Junto con las TIC especializadas en turismo que se han desarrollado en Balears y «que se ha exportado a todo el mundo», existe una red de empresas que «enlazan conocimientos de la universidad, profesionales y sectores emergentes. Para ello tenemos que ayudar a los emprendedores y formar profesionales».

El Parc Bit puede «atraer capital y empresas internacionales que capten técnicos de aquí», en un mundo de «nómadas digitales que se instalan en la Isla porque descubren nuestra calidad de vida», señala Riera. ¿Es la innovación el ingrediente vital para una economía más resistente? «La economía del conocimiento es resiliente, aunque la situación ha sido dura para todo el mundo. Para aquellas empresas que se dedican a la economía del conocimiento, aunque se dediquen al turismo, han resistido mejor. Si vendes conocimiento, puedes enviarlo a cualquier parte del mundo», señala la directora general d’Innovació.

Prueba de esta exportación innovadora es el desarrollo de la plataforma virtual Eivissa Districte 07800, desarrollado por el Ajuntament d’Eivissa y con las ayuda del Govern y la UIB.

La colaboración entre islas, instituciones y empresas es una constante que derriba barreras y salta fronteras.

Distritos y parques se complementan en la ciudad

La innovación de Balears tiene varios puntos calientes. El más destacado es el Parc Bit, al que se une la investigación que se lleva a cabo en la UIB o el hospital de Son Espases. A estos puntos se sumará más adelante el Districte d’Innovació de Palma, un proyecto en el que el Ajuntament y la UIB colaboran para desarrollar la ingeniería e industrias culturales.

Riera advierte que «todos los distritos son complementarios. Lo que nos interesa es que se haga una transformación de la ciudad. Tenemos un territorio insular muy fragmentado, por lo que podemos tener diferentes distritos que se coordinen».