Música y juego tras el confinamiento

| Palma |

Valorar:
Las actividades están enfocadas a las artes escénicas y el canto en la escuela de verano de Max Teatro.

Las actividades están enfocadas a las artes escénicas y el canto en la escuela de verano de Max Teatro.

P. Pellicer

Este año, los menores deben poder disfrutar de las mejores vacaciones estivales posibles después de los últimos meses confinados en casa por la pandemia del coronavirus.

Como su Ajuntament, debemos dar una respuesta para compensarlo», afirmó el alcalde de Palma, José Hila, durante la presentación del ‘Plan de Verano Infantil’, impulsado por el Consistorio y que incluye hasta 60 actividades para niños en diferentes barrios de Ciutat.

Entre ellas, figuran propuestas culturales como once conciertos didácticos a cargo de la Banda Municipal, diez proyecciones de cine familiar en catalán, tres conciertos de música electrónica, talleres infantiles, visitas guiadas y la reapertura de casales de barrio.

Por su parte, Es Gremi y Max Teatre también cuentan con escuelas de verano. «Después del confinamiento, los pequeños necesitan más que nunca relacionarse con otros niños y expresar emociones», explica Neus Mateu, coordinadora del Summer Camp Musical organizado por Es Gremi Kids y Katacrack, en el que los niños aprenden música, teatro e inglés «en un entorno seguro, con todas las medidas higiénicas y sanitarias».

Summer Camp Musical está organizado por Es Gremi Kids y Katacrack
Summer Camp Musical está organizado por Es Gremi Kids y Katacrack.

Aunque pueda parecer difícil que los más pequeños mantengan la distancia de seguridad, «la verdad es que están concienciadísimos de la situación, tienen muy inculcado que durante un tiempo hay que evitar tocarse y abrazarse», asegura Mateu. «Cada semana de campus nos centramos en una emoción y los niños aprenden a identificar cómo se sienten a través de la música y las artes escénicas. Les hace muy bien», asegura.

En el escenario
Una oferta parecida es la que ofrece, por sexto año consecutivo, Max Teatro Musical en su Escuela de Verano, «enfocada en artes escénicas, danza, canto e interpretación, en la que los niños también aprenden a fabricar su propio atrezzo y escenografía, e incluso a maquillarse», indica Albert Serra, director de la escuela. Además, «cada viernes se suben al escenario para representar una pequeña muestra de lo que han aprendido durante la semana a través de extractos de musicales infantiles, como por ejemplo El Rey León o Frozen.

Eso sí, por seguridad, sus familias no pueden asistir a estas muestras y tienen que conformarse con los vídeos que graba la escuela. «Los papás no pueden entrar en las instalaciones para minimizar riesgos. Cuanta menos gente circule por la escuela, mejor».

Talleres familiares en Can Balaguer

Can Balaguer ha acogido durante julio y agosto diversos talleres familiares de carácter lúdico y participativo relacionados con el inmueble y su fondo patrimonial. Ha habido talleres de grabado, caligrafía modernista o lenguajes musicales, entre otras materias.

El colofón final será esta semana, con un concierto didáctico en torno a una de las joyas patrimoniales con las que cuenta Can Balaguer: su legendario órgano Walcker. El evento irá acompañado de divertidas proyecciones e incluirá un taller de creación en el que los participantes podrán fabricar su propio ‘tubo sonoro’ casero.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.