El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en el Palacio de la Moncloa, este miércoles. | Chema Moya

17

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que «no debe de haber reparo» a la hora de utilizar herramientas como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), porque «no tiene sentido que se creen instrumentos que luego dé vergüenza utilizar».

Así lo ha señalado en la rueda de prensa posterior al encuentro que ha mantenido en Moncloa con el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, donde ha apuntado que se están dando pasos para dar una respuesta comunitaria a este tipo de instrumentos de naturaleza conjunta.

«No tiene por qué haber reparo en utilizarlos, porque no podemos minimizar ni frivolizar la envergadura de la pandemia», ha apostillado Sánchez, tras apuntar que «ojalá no haya obligación de utilizar estos instrumentos, porque significará, entre otras cuestiones, que la pandemia ha remitido y que está totalmente controlada».

Es por ello que el presidente del Gobierno ha resaltado que el uso, o no, de las herramientas que pretende poner en marcha Bruselas están referidas a «cuál va a ser la evolución de la pandemia, que a día de hoy está controlada en Europa».

No obstante, ha explicado que este instrumento, junto con otros muchos que se aprobaron, están pendientes de ser avalados por algunos países.

Sobre el fondo de ayudas al desempleo (SURE), ha afirmado que cree que va a permitir sostener empleos de sectores «muy dañados» como consecuencia del confinamiento como son el turismo, la hostelería, o la cultura, sectores que son «muy competitivos». «Lo que quiero decir es que esos instrumentos son conquistas y van en la línea de lo que estamos defendiendo Conte y yo», ha apostillado el presidente.

De su lado, el primer ministro italiano ha apuntado que «no ve correcto decir si se va a optar por el MEDE o no». «Es prematuro decir si se va a optar por el MEDE o no», ha apostillado Conte.

Además, ha apuntado que Italia va a ir dando información de sus finanzas públicas de manera actualizada y en función de esto, valorará los instrumentos que tiene al alcance y lo que le conviene o no.