Controles, en el aeropuerto de Palma. | CAIB

23

El conseller Iago Negueruela ha detallado que los turistas que lleguen a Baleares desde el 15 de junio dentro del plan piloto se someterán a una serie de controles sanitarios y un seguimiento durante sus estancia para garantizar la seguridad ante la pandemia del coronavirus.

Negueruela ha explicado que no se solicitarán pruebas PCR a estos turistas antes de viajar a Baleares, ni se les someterá a un test a su llegada. No obstante, ha apuntado la presidenta Francina Armengol que los turistas tendrán que realizar un cuestionario sanitario dentro de los aviones y que a la llegada del aeropuerto se les hará una toma de temperatura.

«Si el turista no presenta síntomas se podrá ir a su hotel o segunda residencia con normalidad», ha asegurado.

A todos los turistas que lleguen a Baleares se les tendrá controlados y se tendrán sus datos para poder contactar con ellos a diario. Así, el primer contacto será vía telefónica con el envío de una serie de recomendaciones y medidas de seguridad que cumplir.

Armengol ha explicado que esos turistas tendrán un control diario y en caso de detectarse un positivo ese paciente será aislado en un estableciendo hotelero ya previsto y a cargo del Govern el tiempo que sea necesario.