La tienda de Especias Crespí, en la calle Sindicat, permanece cerrada por el virus. | M. À. Cañellas

21

El Juzgado de lo Mercantil 2 de Palma ha declarado el concurso voluntario de Especias Crespí, que fue solicitado por la empresa y dos sociedades vinculadas a principios del mes de marzo. El gerente de la sociedad, Juan Velasco, señala que se dio la decisión de solicitar la intervención judicial «por responsabilidad» y poder garantizar la continuidad de una empresa histórica con cerca de 75 años de recorrido: «Es una empresa familiar y la familia Crespí sigue comprometida. Tenemos un modelo que apuesta por el producto local, siempre de producción ecológica». La empresa está gestionada ahora por la tercera generación de la familia.

Los problemas que han sumido en la situación de insolvencia a la firma derivan de varias inversiones previas, no de forma directa de la declaración de estado de alarma, si bien Velasco admite que «la conyuntura no nos ayuda». Crespí mantiene abierto su establecimiento del polígono de Son Castelló y el del mercado del Olivar. Por el momento permanece cerrada la tienda de la calle Sindicat, que está abierta desde 1945 y está incluida en el catálogo de comercios emblemáticos de Cort. La empresa tiene una plantilla de más de una veintena de trabajadores y, además de las tiendas tiene sus propias plantaciones e instalaciones donde elabora y envasa su producción. Los productos se distribuyen, además de en sus tiendas, en comercios ecológicos de otros países como Alemania.

El Boletín Oficial del Estado publicó esta semana la declaración del concurso voluntario que fue acordada por el juez el pasado 16 de abril. El juzgado ha designado a la abogada Eugenia Garcías de España como administradora concursal. Se ha habilitado un correo electrónico para que los acreedores puedan comunicar sus créditos en el plazo de un mes y, posteriormente será la administración judicial la que evalúe la situación de la empresa, si bien el objetivo es también mantener la actividad de cara al futuro.

Tap de cortí

La declaración en concurso coincide con la puesta en marcha de la Denominación de Origen para el tap de cortí. Velasco explica que es una de las bazas con la que cuenta la empresa para reflotarse, «ha sido una iniciativa pilotada por nosotros y nos da ánimos para continuar».

El concurso de Especias Crespí no se beneficiará del todo de la nueva legislación aprobada durante el estado de alarma que evita, entre otras cosas, que se puedan instar concursos forzosos hasta el mes de diciembre. Sí que puede aprovechar otras de estas disposiciones que tienen que ver con cómo se tramitarán las subastas y con actuaciones en fases posteriores del procedimiento concursal.