Campaña promocional de Meliá para la vuelta a la actividad económica. | Youtube: Meliá Hotels International

3

Meliá Hotels International prevé la apertura de al menos 50 hoteles nacionales en la segunda quincena de julio, sobre todo los que están en Baleares, Canarias, la costa andaluza y la levantina.

Así lo ha confirmado este miércoles el director general de Operaciones de Meliá, André Gerondeau, en una rueda de prensa, en la que se ha presentado la campaña 'Stay Safe with Meliá', que establece los nuevos protocolos de seguridad, higiene y experiencia del cliente en los hoteles de la compañía, certificado por Bureau Veritas.

Gerondeau ha destacado que, por primera vez, desde el comienzo del estado de alarma decretado por el Gobierno para la gestión sanitaria del coronavirus, la compañía ha recibido, esta semana, más reservas que cancelaciones. Eso sí, ha añadido que la mayoría se concentra para el mes de agosto.

Además, ha subrayado que a partir del 8 de julio, Meliá comenzará la campaña 'Came back' para que los clientes puedan reservar en los hoteles de la compañía de cara al comienzo de la temporada turística en España.

De momento, los primeros hoteles que se abrirán en Mallorca serán el Hotel Meliá Palma Marina, situado en el Paseo Marítimo de Palma, y el Hotel Meliá Calvià Beach, ambos adaptados por completo a los nuevos protocolos de seguridad y sanitarios.

«Dependiendo del número de reservas, se irán abriendo nuevos hoteles en las Islas y en la Península», ha explicado el director general de Operaciones, quien ha asegurado que la compañía espera una ocupación del 30 ó 40 por ciento en este verano.

Asimismo, Gerondeau ha asegurado que en el mundo «está primando el mercado nacional». De hecho, ha puesto como ejemplo Alemania, país donde el 80 por ciento de los hoteles de Meliá estarán operativos a finales de junio.

En España, prevé que el 70 por ciento de la demanda sea para la costa de la Península, sobre todo en Andalucía y en el Levante. «En Baleares dependerá de cuándo se retome la programación de vuelos», ha insistido el directivo de Meliá.

Confianza de los clientes
Meliá ha implementado en fase piloto su programa 'Stay Safe With Meliá', es decir, la nueva realidad de sus hoteles para garantizar la seguridad de clientes y empleados en la era post COVID-19.

Para ello, ha seleccionado algunos de los hoteles que la compañía prevé abrir en una primera fase, como «hoteles de entrenamiento». En dichos hoteles se han puesto en práctica los nuevos elementos de seguridad física, los flujos de personas para garantizar la distancia social requerida, los productos de higiene y desinfección, y los nuevos conceptos de gastronomía.

En este aspecto, la directora del hotel Calvià Beach, Belén Sanmartín, ha explicado que el servicio de alimentos y bebidas dependerá de la ocupación de cada establecimiento hotelero. Si supera los 80 se podrá ofrecer bufete personalizado y si la cifra es inferior se basará en equipos de picnic.

En cuanto a los elementos de información para el cliente, Meliá ha digitalizado, mediante el uso de pantallas y códigos QR, de modo que el usuario podrá consultar, por ejemplo, el directorio de servicios del hotel o los menús del restaurante directamente en su móvil, sin necesidad de tocar una carta física.

En este sentido, André Gerondeau ha destacado que, «ante los meses difíciles que hemos sufrido», la obligación de Meliá es «garantizar que puedan disfrutar de sus vacaciones en un entorno seguro y agradable, ofreciéndoles las experiencias y el estilo de vida con el que han estado soñando desde el confinamiento».

El director general de Operaciones de Meliá ha precisado que el programa 'Stay Safe with Meliá' se pone en marcha basándose en dos criterios, la confianza y las peticiones de los clientes. «Esta situación presenta un gran reto y debemos dar a nuestros clientes los máximos estándares de seguridad e higiene para su confianza», ha explicado.

Además, ha dicho que para diseñar la campaña se realizó una encuesta a los clientes de Meliá, de la que han obtenido más de 7.000 respuestas. «Quieren volver a un hotel, disfrutar de su experiencia y, por ejemplo, entras a zonas como el spa pero siempre con la máxima garantía», ha señalado.

Bajada de sueldos revisables
Desde Meliá también han explicado que la reducción del 50 por ciento del suelo a los empleados de la compañía se revisará periódicamente según evolucione la pandemia y la reactivación del sector.

De hecho, han matizado que la reducción de sueldo la han sufrido tanto altos directivos como personal fijo, a excepción de los empleados que han entrado en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Desde la compañía hotelera han subrayado que esta reducción de salarios, tanto en oficinas como en hoteles, responde al objetivo de mantener la garantía de liquidez para Meliá y así salvaguardar el futuro empresarial.