Pandemia de coronavirus

La pandemia reduce el tráfico, pero lo avivará más que nunca tras el confinamiento

| Palma |

Valorar:
preload
Lo cierto es que durante las primeras semanas apenas se produjeron accidentes de tráfico en España ya que la movilidad era prácticamente inexistente.

Lo cierto es que durante las primeras semanas apenas se produjeron accidentes de tráfico en España ya que la movilidad era prácticamente inexistente.

El sector de los seguros de coches está viviendo de forma muy particular esta pandemia. Así, en primer lugar, los desplazamientos se vieron fuertemente trastocados por el confinamiento y el estado de alarma ya que ha impedido –y todavía lo hace– que los conductores puedan desplazarse con libertad con sus vehículos.

Lo cierto es que durante las primeras semanas apenas se produjeron accidentes de tráfico en España ya que la movilidad era prácticamente inexistente. De esta manera, estos se han visto reducidos a su mínima expresión pues únicamente se escogía el vehículo para realizar traslados al trabajo, comprar víveres, acudir al hospital para atender una emergencia, además de asistir a nuestros mayores o personas dependientes.

En este sentido, según la Dirección General de Tráfico (DGT), el mes de marzo ha sido el mes con menos muertos en accidente de tráfico de toda la historia. En concreto, se han producido únicamente 53 víctimas. La cifra contrasta con las del año anterior pues por estas mismas fechas el saldo fue de 98 fallecidos; es decir, de casi el doble. De esta manera, se ha desbancado a enero de 2014, en el que se produjeron 61 víctimas mortales, como el mes con un menor número de muertes en la carretera.

Un repunte del uso del coche tras el confinamiento

No obstante, y a pesar de que no podremos salir de nuestra provincia hasta pasada la fase 3, los expertos del Observatorio de Conductores del Real Automóvil Club de España (RACE) prevén un incremento en el uso del coche tras el confinamiento en perjuicio del transporte público.

En concreto, según este estudio, el 20 % de las personas encuestadas que solían acudir al trabajo en transporte público optará por el medio privado. A esto se añade que los que ya empleaban el coche como método de desplazamiento continuarán haciéndolo. A ellos, además, parece que se sumará un 25 % de las personas que solían caminar hasta su centro de trabajo y que han decidido que reemplazarán estos paseos por su automóvil particular en cuanto se levante el estado de alarma.

Tanto es así que la DGT ya teme atascos durante las horas punta a pesar de que todavía estamos sumidos en las primeras fases de las desescalada. Por este motivo, insta a empresas y ciudadanos a organizar y planificar los desplazamientos al trabajo para eludir las horas más concurridas. Cabe recordar que éstas se sitúan entre las 7:30 y las 9:30 de la mañana (para la ida) y entre las 17:30 y las 19:30 de la tarde (para el regreso).