Los empresarios consideran que es un gasto que no tienen por qué asumir ahora. | P. Pellicer

40

Los hoteleros de Palma y de la Platja de Palma reclaman a Cort la suspensión del pago de las tarifas de agua, alcantarillado, recogida de residuos y el canon de saneamiento (una parte corresponde al Govern) como mínimo mientras perdure el estado de alarma.

Aunque Emaya ha ofrecido la posibilidad, a empresas y particulares, de fraccionar las facturas, los hoteleros consideran que «no tenemos por qué pagar por un servicio que no se está prestando», declara Isabel Vidal, presidenta de la Asociación Hoteleros Playa de Palma (AHPP).

Hasta el momento, este sector tan solo se ha podido acoger a la suspensión de la tasa de terrazas, en caso de tenerla, junto a los locales de restauración, aprobada por Cort entre el 14 de marzo y el 31 de diciembre. «Pero eso no es suficiente, hay otros muchos gastos además de los de Emaya, vados, reservas de estacionamientos, etc.», recuerda Vidal.

En la misma línea, el presidente de la Asociación Hotelera de Palma y Cala Major, Javier Vich, declara que «tenemos ingresos cero y la situación es gravísima, por lo que se ha reivindicado a Cort una serie de actuaciones en materia de tributos e impuestos». «¿Cómo se puede recaudar, por ejemplo, la tasa de recogida de basura y residuos sólidos urbanos si no hay recogida de basura porque estamos cerrados?», dice.

El sector hotelero de Palma denuncia que mientras una vivienda unifamiliar paga cada dos meses una media de 32,88 euros en concepto factura de agua, alcantarillado, recogida de residuos y canon de saneamiento, un hotel de 4 estrellas, por ejemplo, debe pagar bimensualmente 24,99 euros por plazas hotelera. Si una habitación de hotel tiene dos plazas, supone que se paga unos 50 euros por habitación.

Según los datos aportados, anualmente los hoteles pagan 2.975.927,54 euros por la tarifa del agua, 573.328,32 euros de alcantarillado, 2.223.968,60 euros por la recogida de residuos y 7.019.535,74 euros de canon de saneamiento. Todo ello suma 12.808.760,21 euros. Según estos mismos cálculos, la media anual que pagan los establecimientos hoteleros es de 42.982,42 euros, lo que supone que cada dos meses son 7.132,40 euros.