Pandemia de coronavirus

Las escoletes de Cort darán de comer a niños vulnerables aunque no acudan al centro

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de niños comiendo en un comedor escolar.

Imagen de archivo de niños comiendo en un comedor escolar.

Ultima Hora

Las escoletes de Palma podrían abrir a partir del 25 de mayo, siempre y cuando se cumplan las condiciones necesarias para la entrada en la Fase II de la desescalada anunciada por el Gobierno central, pero con una ratio menor de la normal y desde Cort se garantiza que se dará de comer a los alumnos de familias vulnerables tengan plaza o no para regresar a las aulas.

En un principio el Estado ha marcado una ratio del 30 % para la reapertura de los centros educativos para la atención a los menores de 0 a 6 años, pero la Conselleria d’Educació había comenzado a estudiar la posibilidad de ampliar la ratio, quizá hasta el 50 %, para las escoletes municipales. No obstante, desde Educació se ha declarado que se trasladará al Gobierno la postura de la comunidad educativa de rechazo a la vuelta a las clases, a partir del 25 de mayo, para los alumnos de 0 a 6 años.

Por tanto, desde Cort se esperan instrucciones. El concejal de Educació en Cort, Llorenç Carrió, asegura que «abriremos cuando se nos permita». Pero lo que ya sí puede adelantar es que si se llega a abrir tendrán preferencia los menores de tres años cuyos padres puedan acreditar que trabajan fuera de casa y no se puedan quedar al cuidado de los pequeños y, a continuación, los menores de familias vulnerables.

Así, en cuanto reabran las escoletes municipales se pondrá en marcha también el servicio de comedor. Ante esto, Carrió anuncia que los niños matriculados de familias vulnerables podrán acudir cada día a recoger el menú aunque sus hijos no tengan plaza para regresar. «De esta forma se facilitará el día a día de estas familias con más problemas», admite Carrió.

Los trabajadores sociales del Patronat Municipal d’Escoles d’Infants están trabajando estos días para concretar qué criterios se aplicarán para considerar que una familia es vulnerable. La previsión, indica el edil, es que el porcentaje de familias con necesidades aumente debido a la crisis económica y el aumento del paro derivado de la crisis sanitaria.
En cuanto los centros reabran sus puertas se pondrán en marcha los menús anunciados antes de la pandemia bajo el denominado programa Escudella, que implica que se ofrecerá más verdura, menos carne, productos ecológicos y de kilómetro cero.

Libros y juegos

Por otro lado, el concejal explica que para que los niños puedan tener un material didáctico más individualizado y en mejores condiciones desde el Patronat se ha realizado una compra por valor de 15.000 euros al gremio de libreros en nuevo material (libros infantiles, juegos, etcétera) y «poder cumplir así mejor con las condiciones de seguridad».

Durante estas semanas del estado de alarma al Patronat no ha cobrado las cuotas a las familias.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jose
Hace 5 meses

Que vamos a hacer con nuestros hijos este verano con todos los servicios cerrados? Yo no veo a mis hijos acompañándome a currar 12 horas en una ambulancia, no lo veo.

Valoración:2menosmas

hereu
Hace 5 meses

¿Y la prioridad de conciliación laboral?

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1