2

Una empleada de la plantilla de SIRSA que realiza la limpieza en las instalaciones del aeropuerto de Son Sant Joan, ha decidido rendir un emotivo homenaje por el inmenso esfuerzo que están haciendo todos sus compañeros y compañeras en estos días tan complicados, como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Los trabajadores de la UTE Aeropalma Urbaser-SIRSA no han parado su actividad y han reforzado el servicio para aplicar con el máximo rigor los trabajos de desinfección de todo el recinto.

El homenaje es extensivo a todos los empleados de SIRSA que estos días están redoblando su capacidad para hacer frente en primera línea al COVID-19. En residencias para personas mayores, en recintos sanitarios y en empresas se esmeran para reducir al mínimo el riesgo de contagio.