Brote de coronavirus

Viviendo en la vieja cárcel de Palma durante el estado de alarma

| Palma |

Valorar:
preload
Olga y Amador permanecen confinados por el coronavirus en un almacén de la antigua cárcel de Palma, donde viven desde hace dos años.

Olga y Amador permanecen confinados por el coronavirus en un almacén de la antigua cárcel de Palma, donde viven desde hace dos años.

29-02-2020Click

En la antigua cárcel de Palma viven personas sin techo. Algunos han llegado hasta allí a causa de que el dinero que ganan, ya bien trabajando, ya bien a través de una pequeña paga que reciben, no les basta siquiera para alquilar una habitación. Otros, porque son viejos carrilanos, acostumbrados a la calle, y otros más, drogadictos, que viven aparte, en otra zona.

Este martes hablamos con Olga, que vive con su compañero, Amador, en lo que fue almacén del presidio, un lugar más o menos amplio, a pocos metros de la puerta que separa el recinto de la carretera. Tienen una pequeña paga, 490 euros él y 430 ella, «por violencia de género –dice–, pero se me acaba en agosto», y hasta antes del coronavirus se sacaban algo con la chatarra. Hoy han tenido que prescindir del ingreso que les llegaba por esta vía, que no era mucho, debido a que están confinados, junto con otras seis personas, en sus respectivos chabolos. «Porque de aquí, al menos de los de esta parte –nos decía Olga– no sale nadie, primero, porque te puedes contagiar y, segundo, porque si sales la policía te puede llevar a Sant Ferran, junto con otras personas que a lo mejor están contagiadas».

Sin carne ni pescado, pero...

¿Que si ellos han recibido la visita de los sanitarios para ver si estaban infectados? «Pues no, por aquí no ha venido nadie a comprobar eso. Por eso, ya le digo, de aquí no nos movemos… Aunque no estaría mal que vinieran a hacernos la prueba».

En la amplia habitación tiene una pequeña cocina que es donde condimentan lo que tienen. «Ahora podemos comer gracias a lo que nos trae el UME, o lo que es lo mismo, Cruz Roja y, de vez en cuando, Médicos del Mundo. Ambos suelen pasar cuando pueden, si vienen por el día nos dan bocadillos, agua, fruta… Y si es por las noches, café con leche caliente con Colacao, galletas… Hay que decir también que un día a la semana pasan y nos dejan un kit de alimentación. El de Cruz Roja a base de bolsa de garbanzos, arroz, spaguetti, lata de atún, lata de sardina, jamón magro, macedonia de fruta embotada, y de verdura, tomate frito, aceite de oliva y un cartón de leche por cabeza, además de un litro y medio de agua por persona… Nosotros se lo agradecemos, pero también nos gustaría que nos dejaran algo de carne y pescado. Eso para nosotros sería impagable, podríamos hacer otro tipo de comidas y cenas. Porque no dude nadie que si tuviéramos un poco de dinero y pudiéramos salir, compraríamos carne y pescado para mezclarlo con lo que nos traen, porque Médicos del Mundo nos trae un kit de limpieza, a base de lejía, detergente, papel de baño, gel para desinfectarnos, una fregona… Por todo ello, como digo, les damos las gracias. Pero es que tenemos otro problema: han cortado el agua de la fuente a donde íbamos a buscarla con botellas. Con ella fregábamos los platos, limpiábamos la casa y nos lavábamos y aseábamos nosotros. Ahora, ¡imagínese! Nos lavamos como los gatos, como podemos, porque el agua potable que nos dan en botellas es para beber. ¿Habría manera de que abrieran otra vez esa fuente?», pregunta Olga.

«Nos iremos a la calle». Con los inquilinos de la otra parte no tienen relación. «Ellos en su zona y nosotros, en la nuestra», y en cuanto a si pasa la policía por allí para ver qué pasa, «últimamente, menos. Se ve que con lo del coronavirus están más ocupados. En todo caso, si vienen, van a la otra parte». Como están todo el día metidos en la casa, matan el tiempo como pueden, viendo la tele y las noticias en torno al coronavirus, uno de sus escapes. Porque salir, ni al portal salen.

Saben que su futuro en este lugar es incierto, pues han oído que lo van a convertir en centro cultural, «lo cual significará que nos iremos todos a la calle –dice Olga–, y lo digo porque, al menos nosotros, no iremos a ningún albergue, pues por experiencia sabemos que se está mejor en la calle que allí. En el último que estuvimos había hasta chinches… Pero de momento vamos ver cómo termina lo del coronavirus».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Matías
Hace 4 días

Cobran 800 € sin gastos. Piden carne, pescado y la paga pa mandanga como diría el fary.

Valoración:1menosmas

Inopia
Hace 4 días

Yo pasaba x ahi cada día antes del confinamiento, la cantidad de basura que acumulan es increíble, pobreza no es sinónimo de insalubridad, creo que a parte de las ayudas que reciben les podrían dar información de civismo y buenas costumbres, y no solo a ellos, al final es un beneficio para todos.

Valoración:3menosmas

tw
Hace 4 días

Mucho animo a esta gente , abandonada … Es una pena ! Ya podían haber arreglado mucho antes estas instalaciones para los que no tienen casa y por lo menos estaria ocupada para algo bonito. Nos puede pasar a cualquiera , ahora les han hecho mas caso por miedo a que nos contagien no por nada mas , vaya politicos es increíble. Lo dicho mucho animo a toda esta gente , merecen mas hayan hecho lo que sea

Valoración:-4menosmas

Pep
Hace 4 días

Las crisis golpean siempre más a los más débiles: ¿cuántos de nosotros nos cambiaríamos por ellos, con esa paga y esperando la ayuda de Cruz Roja? Sí, con una paga mínima pero con ese tipo de vivienda, sin agua, ... Todos merecemos una vida digna, ojalá no tuvieramos que leer este tipo de noticias

Valoración:2menosmas

Josep Miquel
Hace 4 días

K3, just es facil pensar per ls que tenen capacitat de pensar, la seva moltes vegades, per no dir qusi totes, pareix que està adormida.

Valoración:3menosmas

k3 ( verdadero)
Hace 4 días

Y en que se gastan las paguitas, si lo tienen todo gratis? Y encima tienen progres que se lo llevan todo a domicilio? Es fácil pensarlo....

Valoración:13menosmas

Justice
Hace 4 días

No pagan alquiler, luz ni gas. Les traen comida y encima se queja de que no les traen carne. A donde van esos 800 euros que juntan mas lo que sacan con chatarra?

Valoración:45menosmas

Paco
Hace 4 días

Y por lo visto tienen luz, me parece que a algún vecino que lo paga todo religiosamente le deben llegar unas facturas de órdago

Valoración:21menosmas

Urooooooo !!!
Hace 4 días

Repassant la llista, menys marisc i gin tònic, els hi duen de tot. Això, sumat a les dues pagues, que facin feina els dames.

Valoración:25menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1