Jaume Font presidió su último Consell General del PI, una reunión abierta a los afiliados. | T. Ayuga

16

Jaume Font dimitió este miércoles formalmente como presidente del PI en una reunión del Consell General en la que lanzó duros ataques contra el sector liderado por Josep Melià. Font aseguró que dimitía porque no se había sentido respaldado por este sector y les culpabilizó de no haberle apoyado en sus propuestas. Opinó, además, que Josep Melià debería haber dimitido como secretario general cuando él anunció su dimisión como presidente.

También denunció la existencia de filtraciones interesadas en su contra, como el anuncio del supuesto abandono del regionalismo, y llamó «hijo de puta» al autor de estos comentarios a los medios de comunicación. Aseguró que alguien había mostrado mala intención y ganas de perjudicarle.

Las secretarías

Jaume Font lamentó haberse quedado sin el apoyo de la ejecutiva para hacer los cambios que había propuesto. Su intención era nombrar a Lina Pons secretaria de Comunicación y quitar a Damià Perelló de la ejecutiva para poner en su lugar a Joana Xamena. Explicó que no lo hizo porque se encontró con el rechazo del sector de Melià.

En la reunión no se planteó la posibilidad de celebrar un congreso extraordinario, algo que reclama el sector que apoya a Font, ya que, tras la intervención del ya expresidente, tomó la palabra Josep Melià para dar por finalizada la reunión. Melià fue increpado por uno de los asistentes.

Noticias relacionadas

El PI deberá celebrar ahora un congreso para elegir al relevo de Font. Será en el plazo de seis meses o en el de tres si los afiliados avalan la petición con unas 300 firmas.

Ta040320111-13.jpg

Los dos sectores enfrentados quieren abrir ahora un proceso de negociación para tratar de cerrar la crisis abierta en la formación tras la salida de Font y llegar al congreso con una ejecutiva consensuada. Algunas fuentes señalan a Antoni Amengual, conseller en el Consell, como posible sustituto de Font pero desde los dos sectores se asegura que aún es pronto para hablar de nombres. Por el momento, y hasta que se celebre el congreso, los estatutos del partido marcan que la presidencia del partido en Mallorca recaerá en la actual vicepresidenta, Xisca Mora, que también es consellera en el Consell de Mallorca.

No está claro quién ocupará el puesto de Font en en el Parlament

El presidente de PI también presentó este miércoles su renuncia como diputado en el registro del Parlament pero ahora mismo no está claro si la siguiente de la lista, Maria Antònia Sureda, sea quien se haga con el acta de diputada a partir de la semana que viene.

No se descarta que en las negociaciones entre ambos sectores esté sobre la mesa la posibilidad de que también Sureda renuncie, lo que abriría el paso a la entrada de Josep Franco en el Parlament. Sureda está alineada con el sector de Melià mientras que a Franco se le considera próximo a Jaume Font.