Eduardo Robsy, director d’Habitatge, Marc Pons y Antoni Riera. | Jaume Morey

10

Baleares tendrá dentro de un año los primeros resultados del Monitor de la Vivienda, un instrumento que permitirá disponer, entre otros datos, de la «radiografía» de la situación real de los precios de compra y alquiler de la vivienda en las Islas.

El Govern ha encargado a la Fundació Impulsa su puesta en marcha, que espera que «tenga continuidad» en el tiempo. Así lo indicó ayer durante su presentación el conseller d’Habitatge, Marc Pons, quien detalló que los resultados del monitor contribuirán a la toma de decisiones políticas en materia de vivienda.

Además de apoyo a la política de vivienda, este monitor también pretende convertirse en un referente para reflejar la realidad del mercado de la vivienda «desde un punto de vista objetivo e institucional», así como para someter a las políticas públicas de vivienda a una continua revisión y evaluación. «Existe mucha información, pero no es suficiente y no siempre es fiable», señaló Pons respecto de los datos disponibles a día de hoy.

El director de la Fundació Impulsa, Antoni Riera, añadió, por su parte, que el monitor pretende ofrecer requerimientos a necesidades detectadas, como anticiparse en la toma de decisiones, alimentar una política de comunicación regular y transparente, y desarrollar planes adaptados a las necesidades de los municipios con características heterogéneas, entre otras.

El coste de la puesta en marcha de este monitor se sufragará con la partida presupuestaria de 200.000 euros de que dispone la Conselleria para impulsar estudios sobre la vivienda. En este sentido, Pons explicó que estos 200.000 euros no son solo para este monitor y que el objetivo de la Conselleria es contar con una partida similar para los próximos años.

Noticias relacionadas

Sin embargo, desde Stop Desahucios criticaron esta partida. La plataforma lamentó que el conseller no los haya recibido y recordó que disponen de «amplio conocimiento de la situación de miles de familias que no cumplen los requisitos para acceder a un alquiler o no saben como hacer frente a la próxima mensualidad».

Este monitor es una de las herramientas que se presentará el próximo lunes en la celebración de la mesa de vivienda y forma parte del paquete de medidas extraordinarias para abordar el problema de acceso a la vivienda. También se incluyen la construcción de vivienda pública, agilización de trámites y colaboración público-privada.

La compraventa de viviendas cayó casi un 11 % en 2019

La compraventa de viviendas descendió en Balears un 10,9 % en 2019 respecto a un año antes, al intercambiarse 13.951 viviendas, uno de los mayores descensos a nivel estatal, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este miércoles.

Estos datos reflejan también que en las Islas se registraron 1.453 compraventas por cada 100.000 habitantes. En concreto, de las 13.951 viviendas que fueron objeto de compraventa, 2.562 eran nuevas y las 11.389 restantes, de segunda mano.

El descenso en la compraventa registrado el año pasado es el más acusado desde 2011, cuando la caída fue del 16 % en comparación con el año 2010. Además, desde 2013 y hasta 2018 se registraron aumentos en las Islas.