Javier de Juan, este viernes durante el pleno del Consell que aborda como único punto del día la presunta explotación sexual de menores tutelados en Mallorca. | M. À. Cañellas

65

Javier de Juan, presidente del IMAS, declara esta mañana en un pleno extraordinario del Consell de Mallorca convocado por la presunta explotación sexual de menores tutelados como único punto en el orden del día.

En respuesta a una intervención de Vox, Javier de Juan ha asegurado que «dimitiría ahora mismo si con ello se acabase la problemática de los abusos sexuales infantiles».

A lo largo de su declaración, Javier de Juan ha reconocido que «tenemos que ser autocríticos y hay casos en que no lo hemos conseguido». «No hemos ocultado ni minimizado los casos, el problema es que se asocia la prevención con evitar que pueda suceder», ha añadido.

Ha afirmado además que en la «gran mayoría» de los casos detectados de explotación sexual de menores tutelados por la institución los chicos se exponen a situaciones de riesgo «sin que se pueda encontrar una fórmula de protección absoluta».

Los menores no forman en casi ningún caso parte de una red de explotación infantil, ni siquiera son conscientes de que son explotados sexualmente, y «en muchas ocasiones» se exponen de manera «voluntaria» a situaciones de riesgo, sin que el IMAS consiga protegerles de «manera absoluta» para no «atentar contra su libertad individual y la realización de un proyecto vital normalizado».

Noticias relacionadas

«Reconducir este tipo de conductas emocionales es una tarea muy difícil» en la que trabajan «día a día» los profesionales de este sector, ha afirmado de Juan con ocasión de su intervención en el pleno del Consell de Mallorca sobre los 16 casos reconocidos por ahora por esta institución de menores tutelados explotados sexualmente en Mallorca.

Asimismo, Javier de Juan ha asumido que la institución insular «podría hacer algo más» ante los casos de explotación sexual de menores tutelados, pero a la misma vez ha apelado «a todos», a la Fiscalía, la Policía y la Guardia Civil «a asumir la responsabilidad y poner más intensidad para parar esta lacra».

Durante su intervención, De Juan ha precisado que de los casi 1.000 niños tutelados por el IMAS, unos 300 viven en centros de la entidad insular. El resto está con familias de acogida. Ante esto ha exigido que «no se victimice» a los menores y se ponga el foco en «perseguir el crimen». Pese a esta petición, ha admitido que «la solución es muy compleja».

El presidente del IMAS había sido propuesto previamente para informar sobre este asunto en el Parlament por una petición del PSIB, que más tarde retiró los escritos y, en consecuencia, se anuló su comparecencia sin ser debatida ni votada en la Diputación Permanente. En su intervención de este viernes en el Consell, De Juan ha pedido al resto de partidos políticos que «no saquen rédito político a costa de los niños y les den oportunidades buscando soluciones».

El IMAS, que depende del Consell, tiene bajo su tutela a un millar de menores que no pueden vivir con sus familias, de los que unos 700 residen con familias de acogida y 359 en 30 centros, 6 públicos y 24 privados.