Catalina Cladera y Bel Busquets, durante el pleno del Consell. | T. Ayuga

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha mostrado su «total apoyo» al presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan, en un pleno extraordinario a petición de los grupos de la oposición para tratar los casos de explotación sexual de menores tutelados, mientras PP y Vox han pedido su «cese inmediato».

En este sentido, el portavoz del PP en el Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, ha culpado a Cladera de «querer resucitarlo» con su intervención en el pleno anterior. A la petición de cese del PP se ha unido la del conseller de Vox en el Consell de Mallorca, Toni Gili, quien ha asegurado que De Juan tiene «responsabilidad en todo esto». Por ello, ha preguntado a Cladera a qué espera para cesar al conseller De Juan.

Al principio de la sesión, Cladera ha admitido «tener un problema grave», que debe centrarse en «perseguir a los agresores». «El Consell seguirá trabajando para erradicar esta lacra social», ha asegurado, mientras ha animado a PP y Vox a realizar «propuestas constructivas desde la responsabilidad».

En este sentido, ha apelado al primer pleno extraordinario de este viernes en el que ha comparecido el presidente del IMAS, para recordarles tanto a Vox como a los 'populares' que «tienen una segunda oportunidad para construir y no destruir» y, del mismo, unirse al trabajo conjunto con la Fiscalía y del resto de agentes implicados en este problema.

Galmés, en contra, ha denunciado la «falta de transparencia y el oscurantismo» en torno a los casos de prostitución de menores tutelados. Por eso, ha preguntado a Cladera qué «visión de futuro tiene sobre el IMAS» y le ha afeado «no dar la información que los ciudadanos piden».

También ha recordado que tanto la presidenta del Consell como el dirigente del IMAS son «los máximos responsables» de los menores tutelados, «digan lo que digan». «No entendemos que sigan hablando de normalidad absoluta y que todo está controlado. Es una vergüenza», ha exclamado.

El portavoz del Grupo Popular en el Consell ha salido en defensa de la Fiscalía y la Policía porque, ha añadido, «estamos convencidos de que actúan con todos los recursos de los que disponen». Incluso ha afirmado que algunos trabajadores del IMAS «sienten frustración» ante esta situación y ha preguntado a Cladera si «sería capaz de mirar a la niña de 13 años violada grupalmente y decirle que nada ha fallado».

En esta misma línea, Vox ha recordado que el partido ha presentado una denuncia en la Fiscalía y se sumará a las acusaciones que puedan surgir de la investigación. «Nuestros diputados en el Congreso no permitirán que este escándalo se tape», ha asegurado Gili, quien ha anunciado que el partido ha vuelto a solicitar una auditoría del IMAS, esta vez mediante una Propuesta No de Ley en el Parlament.

De este modo, ha dicho a la presidenta del Consell que sobre ella «pesa una responsabilidad política que no puede eludir». «Si usted era consciente de que se prostituía a menores tutelados y no actuó, es responsable por permitirlo», ha dicho el portavoz de Vox y ha sentenciado: «Si no lo sabía, es responsable por negligente».

Gili ha dicho que Cladera emula «a la perfección la táctica» de la presidenta del Govern, Francina Armengol, «la de ponerse de perfil». Por eso, le ha recriminado haberse ido de viaje a la India «para no dar la cara el próximo martes en el Parlament». «A usted tampoco se le ve demasiado el pelo en este asunto», ha matizado.

Ante estas intervenciones, De Juan ha asegurado que ni a PP ni a Vox les importan los menores. «Sólo quieren sacar rédito político a costa de los niños», ha dicho el presidente del IMAS. De este modo, ha confirmado que tenía «la esperanza» de que el discurso de ambos fuese «más positivo». «Da igual lo que digamos, cada vez que habla siempre fomenta que el problema sea mayor», ha espetado a Galmés.

En este punto, Javier de Juan ha asegurado que no les pide un cambio de opinión, pero sí les ha querido solicitar «que se sumen». «Hemos hecho una batería de propuestas y quiero que se unan», ha dicho el presidente del IMAS, quien ha explicado que las medidas propuestas son «para mejorar los procesos de detección de estos casos».