Once locales carismáticos que han cerrado en Mallorca en el último año

| Palma |

Valorar:
preload
El Merendero Minyones, el Celler Can Amer Inca, la joyería Gofra y Ca La Seu son algunos de los establecimientos que han cerrado en el último año en Mallorca.

El Merendero Minyones, el Celler Can Amer Inca, la joyería Gofra y Ca La Seu son algunos de los establecimientos que han cerrado en el último año en Mallorca.

16-01-2020

Mantener un negocio cada día es más difícil y varios locales emblemáticos de Mallorca han cerrado sus puertas en el último año o están a punto de hacerlo. Los once más conocidos son los siguientes:

1. Merendero Minyones. Frecuentado por trabajadores de la zona, vecinos, gente de paso e incluso muchos turistas buscando el mejor bocadillo, el Merendero Minyones se traspasa. Desde el pasado día 9 de diciembre estaba cerrado por vacaciones, pero hace unos días su actual propietaria puso el letrero de ‘Se Traspasa’. Fue el 16 de enero de 1948 cuando una pescadería de poco más de siete metros cuadrados, en la calle Minyones de Palma, se convertiría en un local de bocadillos.

2. Celler Can Amer Inca. Tomeu Torrens echó el cierre el pasado 8 de enero a Can Amer, el celler que su familia ha regentado durante casi medio siglo, desde que sus padres, Pep Torrens y Antònia Cantallops, lo abrieran en 1971.

3. Joyería Gofra. 'Lo importante lo hacemos de inmediato. Para los milagros, tardamos algo más'. Este cartel, colgado en una de las paredes, ha sido el lema durante los 41 años que ha estado abierta la joyería Gofra, situada en el número 9 de la calle Volta de la Mercè, de Palma, que el 26 de diciembre bajó definitivamente la persiana.

4. Carnicería Ca na Pixedis. Después de 70 años de actividad, la carnicería Ca na Pixedis bajó su barrera por última vez el 31 de octubre, ya que Andreu Pol se jubiló.

5. Ca's Music. Se trataba del primer restaurante que elaboraba kebabs caseros y tradicionales, con la masa hecha en casa y la carne mallorquina de primera calidad. El local, situado en la barriada de s’Escorxador, se abarrotaba cada noche hasta que el 23 de octubre abrió por última vez.

6. Can Toni de sa Coma. El popular negocio de antigüedades fundado en 1970 por Antoni Bisbal cerró sus puertas en octubre. Can Toni de sa Coma era muy popular entre coleccionistas y amantes de lo antiguo, pero tuvo que cerrar por la bajada de ventas.

7. Pescadería Cantábrico. José Miró y su mujer, Juana Martorell, se hicieron cargo el 1 de marzo de 1963 de la Pescadería Cantábrico, ubicada en la Plaça de l’Obèlisc, de Palma. El 31 de agosto cerró sus puertas y lo sintió mucho por sus clientes.

8. Santi Taura. El 30 de junio dio su último servicio en su restaurante de Lloseta para trasladarse a Palma. Aunque no es un cierre propiamente dicho, sí supone dejar su ubicación de origen.

9. Ca La Seu. Carolina Peronneau, que regentaba el bar Ca La Seu, en la calle de la Corderia de Palma, no ha llegado finalmente a un acuerdo en el precio del alquiler con la actual propiedad del emblemático edificio decidió cerrar el pasado mes de junio, cuando aún le quedaban seis meses de contrato.

10. Mercado del Camp Redó. El Mercat municipal del Camp Redó (Palma) cerró sus puertas el 31 de julio ante la imposibilidad de los pocos placeros que quedaban, algunos de los cuales llevan cerca de 40 años, de hacer frente a los gastos fijos y menos aun de afrontar las exigencias de la nueva adjudicación prevista por Cort para la que no han podido encontrar inversores.

11. Pollos Ro'ast. El último día de diciembre también fue el último para el popular asador de pollos de la calle Aníbal. Durante 49 años ha sido regentado por la familia Martí, primero por sus padres y hasta su cierre por Pep. La salud es el motivo de su cierre, ya que sus ventas eran muy buenas.

Sin lugar a dudas, tras el cierre de estos establecimientos Mallorca ha perdido una parte de su esencia.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

rafael
Hace un mes

Pido disculpas a las nuevas generaciones, por dejarles esta isla peor de lo que estaba cuando nací en ella.

Valoración:1menosmas

Senseseny
Hace un mes

Gentrificacion. Ahora pondran cualquier cosa de souvenirs o inmobiliarias de lujo

Valoración:6menosmas

Xisco K
Hace un mes

No solo los locales emblemáticos cierran puertas. El cambio en los hábitos de consumo por el auge de la compra on line y las grandes superficies exige dar una segunda vida para los locales, para los propietarios de locales y para los barrios. Que todo local que cumpla unos mínimos pueda ser convertido en vivienda, así bajamos el precio de los alquileres de pisos por la mera ley de la oferta y demanda. A mas locales y despachos convertidos en pisos menos precio de los alquileres actuales.

Valoración:-1menosmas

Miquel
Hace un mes

Anam cap abaix i la bolla cada cop es fà més grossa. Si l'Ajuntament no abareteix el preu dels parkings al centre, i dóna facilitats perquè els clients i puguin arribar en cotxo com si fan Ikea, Alcampo, Festival, Fan, ..., el centre de Palma es convertirà en una Venècia, just per rics, turistes i franquicies. Palma camina ràpidament cap a la seva inexorable mort.

Valoración:15menosmas

AbuYahyá
Hace un mes

@oido al parche, en Velázquez ya han abierto tres nuevos negocios, y carismáticas las Galerías de la Plaza Mayor, lo serían en sueños. Particularmente las intentaba evitar, pero bueno, de todo hay en la viña del señor...

Valoración:6menosmas

TONY
Hace un mes

Más sitio para los ocupas

Valoración:6menosmas

oido al parche
Hace un mes

Sin hablar de los comercios de las galerías de la plaza Mayor. O los que cerrarán, o han cerrado, en la calle Velázquez. Otro invento de la peatonización y los arbolirtos. Etc. etc.

Valoración:15menosmas

AbuYahyá
Hace un mes

Entiendo por carismático como tradicional, atractivo o que agrada. Los motivos para que un negocio cierre, precisamente puede ser que haya perdido su carisma, quizás porque las tradiciones de la sociedad van mutando y el negocio no lo hace en el mismo sentido. Podría darse el caso que sus propietarios se jubilen y ninguno de sus descendientes tengan interés en el negocio. En fin, las causas de un cierre de un negocio pueden ser muchas y variadas, pero la más probable, precisamente, es la perdida de carisma.

Valoración:8menosmas

capitan sobrasada
Hace un mes

En general muchos de ellos es porqué los herederos no quieren seguir, sus padres les han podido pagar una carrera y elijen otro tipo de trabajo no tan sacrificado, la restauración implica muchas horas y sacrificio, en pocos años no se verán negocios familiares solo franquicias,chinos y kebabs AMAZON es el futuro

Valoración:25menosmas

El pez grande se come al chico
Hace un mes

Nada pues a seguir consumiendo online, para crear cuatro puestos de trabajo inframileuristas, of course en la peninsula; que aqui sobreviviremos sembrando, patatas y boniatos, con un techo en el Fan.

Valoración:26menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2