Imagen de archivo de alumnos y docentes en el Col·legi Públic Pintor Joan Miró, en Palma.

15

Apenas hay variación entre el pasado curso y el anterior. La enseñanza pública concentró, el pasado curso, el 81 % del alumnado extranjero de Baleares, sólo un punto menos que en el curso anterior.

Concretamente, de los 30.028 alumnos extranjeros matriculados en el sistema educativo de Baleares, 24.232 estaban escolarizados en centros públicos (el mencionado 81 %), 5.071 en centros concertados (17 %) y 725 en centros enteramente privados (2 %).

Respecto al curso anterior, la única variación es que el punto que pierden los centros públicos lo ganan los estrictamente privados, por lo que los concertados permanecen exactamente igual.

Estos datos, correspondientes a un estudio sobre la presencia del alumnado extranjero en el sistema educativo de Baleares (cuyo autor es Luis Vidaña, doctor en Geografía Humana, profesor de la UIB y técnico del Institut d’Avaluació i Qualitat del Sistema Educatiu), reflejan que la distribución de los estudiantes llegados a Baleares desde fuera de España sigue estancada y continúa siendo alta en la enseñanza pública y baja en la concertada.

Los 30.028 alumnos extranjeros del pasado curso proceden de 135 países diferentes de todos los continentes. El alumnado extranjero representa el 15,3 % del total de las Islas, con 195.564 estudiantes no universitarios.

Por primera vez, si atendemos la distribución por continentes, los alumnos procedentes de otros países de la Unión Europea (UE) superan a los africanos. Así, los estudiantes del resto de la UE son 10.122 (33,7 %), seguidos muy cerca por los africanos, con 9.745 (32,4 %). Los americanos son 7.122 (23,7 %), los de Asia y Oceanía suman 2.346 (7,8 %) y los europeos que no son de la UE totalizan 703 (2,3 %).

Según el estudio, hace sólo unos años el grupo de americanos era el más numeroso.
Las nacionalidades más numerosas son marroquí (7.904), italiana (2.050), rumana (1.886), alemana (1.600) y británica (1.371).