Las navieras que más escalas ha programado son Costa Cruises (100), Aida Cruises (94) y MSC Cruises (80). | Gabriel Alomar

11

El descenso del número de escalas en el puerto de Palma es progresivo desde 2018, año en el que se registraron 594 y para 2020 están previstas 586, según datos facilitados por las navieras. En contrapartida, el número de cruceristas aumentará porque se ha optado por buques con mayor capacidad, que es principalmente lo que critican asociaciones ciudadanas, ecologistas y algunos partidos políticos.

Las navieras que más escalas ha programado son Costa Cruises (100), Aida Cruises (94) y MSC Cruises (80). El resto, caso de Royal Caribbean International, Marella Cruises, Norwegian Cruises y TUI Cruises, mantienen la misma programación de 2019. El mayor número de llegadas se producirá en octubre, con 89. Este mes es el que mejor están comercializando las navieras, lo cual incidirá de forma positiva en la ciudad de Palma. A destacar que se está produciendo un mayor reparto de los cruceros en los meses de temporada baja, principalmente en marzo, abril, noviembre y diciembre.

En total, se superarán con creces los 2.153.295 cruceristas del pasado año, de los cuales 1.223.148 fueron de tránsito y 930.147 de base (pernoctaron entre uno y tres días en hoteles de la ciudad antes de embarcarse para iniciar su periplo por aguas del Mediterráneo). Esta previsión fue analizada recientemente por el consejo de administración de la Autoritat Portuària de Balears (APB).

Las empresas propietarias de las navieras están estudiando los requerimientos de la APB y administraciones, entre ellas el Govern, de escalonar el número de la llegada de cruceristas a Palma para evitar un impacto negativo en el centro de la ciudad.

Esta petición contrasta con la opinión generalizada de las patronales del comercio, restauración y oferta complementaria, que afirman que el turismo de cruceros les aumenta un 30 % su facturación, en concreto en los establecimientos del Casc Antic.

Buques

Los buques más grandes que recalarán en Palma serán los de la gama MSC Fantasía (333,3 metros), Norwegian Epic (325,45 metros) y el Mein Schiff (315,7). Los más pequeños serán el Clipper Odissey (103 metros), Le Bouganville (131 metros) y Star Legend (135 metros).

La APB aboga por este último segmento de tráfico naviero, ya que los buques de menor eslora suelen ser generalmente los que canalizan a Palma un crucerista de alto poder adquisitivo, que realiza excursiones por la Isla y que tiene un impacto directo en el comercio y la restauración de la ciudad.

La programación de las navieras para 2020 prevé solamente un día con siete escalas. La media oscilará entre los dos y tres cruceros por día. En concreto el 77 % de las escalas será con dos cruceros y el 15 %, con tres cruceros.

La patronal de las navieras CLIA sigue negociando con los puertos, caso del de Palma, reordenar para los próximos años la llegada de cruceros a lo largo de los doce meses del año con criterios de sostenibilidad.