La iniciativa ha partido del grupo del PP, que encabeza Gabriel Company. | Jaume Morey

5

El Parlament balear ha instado este miércoles al Govern a pagar en la nómina de diciembre y con efectos retroactivos desde el 1 de enero por la pérdida de los complementos salariales que sufren las médicas durante el embarazo y las bajas de maternidad y lactancia.

La Comisión de Salud de la cámara autonómica ha aprobado este miércoles una proposición no de ley (PNL) planteada por el PP en la que se reclama al ejecutivo que abone los complementos de atención continuada y el específico singular por trabajo por turnos «a las profesionales que así lo hayan solicitado y reúnan las condiciones establecidas».

La iniciativa planteada, modificada a propuesta de los grupos que dan apoyo al Govern (PSIB, Unidas Podemos y MÉS per Menorca), ha sido aprobada por unanimidad, según ha informado el Parlament.

En un comunicado, el PP ha recordado que la pérdida de ingresos de médicas embarazadas puede representar entre el 20 % y el 40 % de sus retribuciones habituales.