Fotografías que mantienen viva la memoria

| Palma |

Valorar:
preload
Residencias. Las residencias permiten trabajar con el archivo a través de la interdisciplinariedad. Sobre estas líneas, Mar Barceló y Rosa García, dos artistas mediadoras que con su proyecto ‘Incloure sediment i memòria’ pretenden acercar el archivo a los vecinos del barrio y darle voz a través de sus testimonios.

Residencias. Las residencias permiten trabajar con el archivo a través de la interdisciplinariedad. Sobre estas líneas, Mar Barceló y Rosa García, dos artistas mediadoras que con su proyecto ‘Incloure sediment i memòria’ pretenden acercar el archivo a los vecinos del barrio y darle voz a través de sus testimonios.

07-11-2019 | Pere Bergas

El archivo de Casa Planas es un lugar donde el tiempo se materializa. En sus habitaciones permanecen encajadas y encajonadas millones de fotografías que plasman buena parte de la historia del siglo pasado en Mallorca. Josep Planas i Montanyà fue el fundador de Casa Planas. Es el fotógrafo del boom turístico, el introductor de la postal, de las imágenes aéreas y en color, retratista de grandes personalidades presentes en la Isla, además de un empedernido coleccionista, y su nieta, Marina Planas, la encargada de mantener con vida su amplio legado.

Pese a no tener un recuento exacto, Planas asegura que el archivo está compuesto por «aproximadamente 2.400.000 hojas de contacto, 500.000 transparencias, diapositivas y negativos y 30.000 postales. Creo que puede haber 4.000.000 de producción de Casa Planas, sin contar la colección».

Marina tiene muchos planes para el archivo. Entre ellos se encuentra la creación de un Museo de la Imagen y el Turismo de Mallorca. «¿Qué lugar del mundo puede tener un museo como este? Pues Mallorca. Incluso para hacer crítica y revisión, no tiene por qué ser publicitario. Es un fenómeno que existe, está masificado y globalizado y, en cierta manera, casi nació aquí».

Transversalidad

Mientras los proyectos y las ideas se concretan, Planas tiene claro que el archivo no debe estar parado. «Un archivo sin ojos que lo relean y lo vuelvan a explicar desde el presente es un archivo muerto. No tiene sentido, pues su función es hablar del ayer».

Con tal de mantener el archivo en movimiento, en Casa Planas empezaron con su programa de residencias, en el que artistas e investigadores de toda índole realizan sus proyectos con el archivo como núcleo creativo y documental. Planas asegura que hay muchas formas de trabajar con un archivo, además de los cánones establecidos de indexación y catalogación. «Vemos la investigación artística como una posible solución. No nos interesa solo la imagen, que nos interesa mucho, sino la transversalidad: a nivel histórico, antropológico, sociológico, etc. Casa Planas es permeable, estamos interesados en más disciplinas porque no queremos cerrarnos en la rigidez académica».

Palma, Discreto, Archivo Casa Planas

Entre las residencias que se están realizando actualmente se encuentra la de Platform Harakat, un grupo de Barcelona que en su proyecto Estat Previ se centran «en el estado del archivo anterior a su manipulación para la gestión, clasificación y cuantificación, ya sea a partir de las metodologías de la archivística convencional como desde aproximaciones alternativas como las propuestas desde el anarchivismo». Los investigadores duermen en una habitación contigua al archivo. «¿Qué puede salirte de la cabeza cuando estás día y noche rodeado de imágenes del pasado, historias y fantasmas?», plantea Planas.

Además de atajar el archivo desde todas las disciplinas posibles, otro de los objetivos que tienen en Casa Planas es el de la mediación artística, acercar el archivo a los vecinos de la barriada de Es Fortí. «No queremos que solo sean artistas, sino el arte se cierra en su propio círculo y acaba siendo muy endogámico». Uno de los actuales proyectos de mediación es Incloure sediment i memòria, que están realizando Mar Barceló y Rosa García, de Sa Galania, «una investigación artística participativa para visibilizar la memoria migrante en Mallorca en las décadas de los 60, 70, y 80 a través de los testimonios de los vecinos de la barriada».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

La verdad según la mires
Hace 25 días

Qué maravillosos recuerdos, cuando todo era idílico, cuando todo era bonito, cuando venían miles de turistas de calidad, cuando no había turismo de borrachera, cuando venían grandes cantantes como Nino Bravo, Camilo Sesto, Rafael, y cantaban en Platja de Palma, e incluso a veces los veías en Gomila y el antiguo Barrio Chino. Qué hermoso era todo y qué fácil era encontrar trabajo y sacar adelante a tus hijos, sin tanto móvil, sin tanta red social, sin tanta estupidez. Qué tiempos cuando todos estábamos orgullosos de nuestras playas, paisajes, montañas y maravillas. Qué tiempos aquellos, sin esta pena de políticos. Ah, espera un momento, eran tiempos de Franco, qué malos tiempos, qué bien se vive ahora, tapen esas fotos, etcétera.

Valoración:-2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1